EFE.- «Con siete personas tenemos el bar lleno, así es imposible», han lamentado los hosteleros de la calle Ledesma, la más popular de Bilbao, durante el paro de diez minutos que han realizado esta mediodía para llamar la atención sobre la «situación límite» de sus negocios.

Varios locales de Ledesma, desde el decano Artajo hasta el Atseden, el Molinillo, el Ledesma o la Taberna, han bajado sus persianas al mediodía durante diez minutos, secundando el paro convocado por hosteleros del norte de España, que en el País Vasco ha tenido alguna repercusión en Bilbao y San Sebastián.

En Vitoria el paro no ha tenido repercusión visible en los establecimientos hosteleros. 

Rubén González Gómez, que gestiona tres locales en la céntrica calle bilbaína, ha explicado que su situación es aún más grave porque solo les permiten tener las terrazas al 50 por ciento, mientras que en el resto se toleran al cien por cien de aforo.

«Necesitamos ayudas para tirar para adelante, porque esto se hace muy largo. Seguimos con las mismas restricciones que en octubre, y el tema se está haciendo muy cuesta arriba», ha lamentado.

«Los alquileres son los mismos, hay costes aunque la gente está en ERTE, y aquí seguimos; con el 50 por ciento (de aforo) dentro y tres mesas en la terraza fuera es imposible subsistir».

Rubén ha cobrado una ayuda que pidió en abril del año pasado, la única, que fueron entre 1.200 y 1.500 euros, en función de los empleados de cada local. «Con 1.500 euros, los alquileres te puedes imaginar lo que son, prácticamente no cubres ni una décima parte del mes».

Ha pedido dos nuevas ayudas, pero todavía no han recibido más. «Entendemos que somos muchos y hay que repartir, pero son ayudas de 1.500-2.000 euros, con eso no hacemos nada. Hemos estado cerrados de de mitad de marzo a junio, nos han vuelto a cerrar en noviembre, en enero, y la hucha se acaba».

Rubén ha insistido en que con tres mesas de terraza «es imposible subsistir. La gente pasa y dice que Ledesma está lleno. ¿Cuántos caben?, con siete personas tienes un bar lleno, porque a la gente le cuesta entrar dentro todavía».

En San Sebastián la repercusión no ha sido grande pero algunos sí han mantenido la persiana medio bajada, como José Luis, del bar «Sport«, en la calle Fermín Calbetón, en el corazón de la Parte Vieja.

Fuera de su local, ha comentado que se ha adherido a la convocatoria aunque «no sirva para nada» porque a los hosteleros se les toma «por el pito de un sereno».

Las ayudas «son insignificantes» y «ni han llegado», afirma este tabernero que incide en que la pandemia pilló a la hostelería donostiarra en un momento «de boom» en el que los turistas llegaban a raudales, había mucho trabajo y se contrató a mucho personal. En su caso la plantilla consta de 18 personas.

NUEVOS HORARIOS

A su juicio, para los bares y restaurantes es «vital» ampliar el horario de cierre «por lo menos hasta las 22.00 horas» porque además esto potenciaría el consumo en la franja de las 19 a las 20.00 horas.

Uno de los que no ha secundado el paro ha sido el encargado del Bar «Bide Bide», que ha señalado a Efe que el sector esta «lo suficientemente mal» como para tener que decir a un cliente que no se le sirve durante diez minutos.

«Además, el mediodía en un momento en el que muchos de ellos son personas que bajan un momento a tomar un café rápido y tienen que volver a sus trabajos».

A su juicio, está bien marcar un acto simbólico para reclamar las ayudas «que no llegan», pero debería haberse realizado una concentración que diera visibilidad a la protesta en lugar de «dejar de facturar por poco que sea».

Además de las ayudas, el encargado de este bar remarca la necesidad de ampliar las horas de cierre porque a las 20.00 «es muy temprano» y se quedan «sin servicio de cenas».

Información previa: La hostelería vasca cierra 10 minutos

Hosteleros del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia han unido fuerzas para parar hoy martes su actividad durante 10 minutos para llamar la atención sobre la «situación límite» de sus negocios como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

Asociaciones de hosteleros de Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Cantabria, Asturias, Lugo y A Coruña se han unido en la plataforma denominada «Fuerza del Norte» para llevar a cabo esta acción a las puertas de sus establecimientos, donde se situarán durante los diez minutos de paro, acompañados de los clientes que lo deseen.

Está previsto el cierre a las 12 horas del mediodía.

Un año después de la declaración del estrado de alarma por el coronavirus, que supuso, entre otras cuestiones, el cierre de todo el sector, los hosteleros han destacado que ello causó «un auténtico drama que se ha llevado ya por delante del orden de los 100.000 establecimientos en todo el Estado».

Han añadido que ello ha llevado a la «desaparición de 300.000 empleos directos, con otros 447.000 que siguen en ERTE a día de hoy» y que las pérdidas en el conjunto de España se sitúan en los 70.000 millones de euros; solo en Euskadi se acercan a los 2.500 millones de euros. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. No creo que sirva de mucho este «paro», que más bien es una pausacafé. Entre otras cosas, porque le pilla a la madreiñigodecalcuta en un momento en que se encuentra rezando por los pobres del tercermundo, los que todavía están en origen y los que se han trasladado a la comunidautonomaduscái que preside a plena satisfacción de la constitucionyelestatuto.

  2. Ya estáis tardando los que siempre os apresurais a decir que los hosteleros llevan años llenándose los bolsillos a costa de tratar mal a los clientes y a los empleados.
    Ánimo chavales os echamos de menos!!!

  3. Por eso no han subido los contagios tan rápido. Por eso, y porque cierran a las 8. Por eso y porque un 12% de la población ha estado contagiada y son inmunes. Por eso y porque un 3% de la población está vacunada. Es normal que haya menos contagios. Seguid así unos meses más, hasta que esto se arregle. ¡Si lo hubieseis hecho bien, ahora tendríais el bar con los clientes de siempre. Los que no valéis para llevar un bar, vacío, y los que sabéis y lo habéis hecho siempre bien. lleno. Capitán Silver. no te quejes, que ahora tienes más horas para descansar.

Dejar respuesta