“Es importante que el coronavirus no sea sobre lo único que hablemos”. Una buena manera de empezar las reflexiones con Adriana García que lanza muchos mensajes optimismas, más que necesarios, en tanta oscuridad vital.

Llevamos 17 días en cuarentena y todavía no sabemos qué día volveremos a la normalidad.

Esta situación de incertidumbre, el elevado número de muertes que en todo el mundo está causando el Covid-19 y las terribles consecuencias que dejará la pandemia causa gran malestar a muchos ciudadanos.

Adriana García, psicóloga sanitaria de Neukor Salud y miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Álava nos aconseja sobre cómo afrontar esta complicada situación y nos informa sobre el servicio de llamadas de manera gratuita que ofrece el Colegio.

Norte Exprés: ¿Cómo podemos enfrentarnos a la cuarentena con positividad?

Adriana García: Es importante, en primer lugar, que tengamos en cuenta que esta situación de confinamiento no va ser para siempre, va a tener una duración limitada y después podremos volver a recuperar nuestras vidas.

Durante este periodo, tenemos que tratar de ponernos el mínimo tiempo posible en la queja, no ver noticias o informaciones falsas o que hacen daño y tratar de controlar nuestra irritabilidad,  para así contagiarnos lo menos posible de emociones como el miedo o la ira.

Es importante mantener el contacto social en la medida de lo posible hablando con nuestros familiares y amigos, mediante llamadas telefónicas, videollamadas… Así como organizar el tiempo y tratar de llenarlo con actividades que nos resulten agradables y gratificantes con algún propósito.

N.E.: Entonces, ¿es recomendable establecer rutinas en casa?

A.G.: Si, para la mayoría de las personas es muy importante seguir una rutina que nos haga mantener el tiempo organizado también dentro de casa.

Es de especial importancia no descuidarse a uno mismo, mantener el aseo personal diario, y la limpieza del hogar; así como intentar no hacer todas las actividades del día en el mismo sitio de la casa, tratando cambiar de habitaciones.

En esas rutinas también es importante introducir actividades de ocio variadas, deporte en casa y en lo posible vida social, realizando llamadas o videollamadas a familiares y amigos.

N.E.: ¿Sabremos apreciar más las pequeñas cosas después del confinamiento?

A.G.: Si, confío en que este tiempo libre y esta situación nos haga pensar y reflexionar sobre las cosas verdaderamente importantes y cuando salgamos disfrutemos del tiempo de manera positiva.

Es un buen momento para frenar, hacer balance, y si es necesario un cambio de prioridades.

N.E.: ¿Cómo se puede explicar a los más pequeños lo que está ocurriendo sin sembrar el pánico?

A.G.: En primer lugar, los padres debemos de estar tranquilos para poder trasmitirles esa tranquilidad a nuestros hijos, como con todo, nosotros somos el termómetro con el que van a valorar la gravedad de la situación; seguimos siendo, y más que nunca, su figura de seguridad.

Según la edad del niño, seguro que ya conocen la situación y puede que tengan miedo por alguna de las informaciones que hayan escuchado, no esperemos a que nos pregunten y no evitemos el tema, es importante hablar con ellos adecuando nuestro lenguaje y usando dibujos, para ellos será más fácil entenderlo a través de lo que vean o imaginen. Siempre que les hablemos del tema, debemos hablarles desde la tranquilidad y la calma.

N.E.: Solo se habla del coronavirus, ¿debemos evitar la sobrecarga de información?

A.G.: Debemos por lo menos estar seguros de que las fuentes son fiables; de no generarnos más angustia con noticias que no son verídicas. A parte de eso, cada persona debe decidir cuánta información quiere conocer sobre el tema sin llegar a sentir ansiedad o miedo, aunque es importante que no sea sobre lo único de lo que se informe, hable o lea.

Debemos llenar nuestro día con otras actividades y propósitos que nada tengan que ver con el coronavirus, que estén relacionados con nuestro presente y nuestro futuro.

N.E.: ¿Está aflorando con la pandemia el lado más solidario de las personas?

A.G.: Si, la sociedad está respondiendo en general de manera solidaria.

En esta ocasión, además, es sencillo lo que se nos está pidiendo desde las autoridades a la mayoría de los ciudadanos, simplemente que nos quedemos en casa.

Los seres humanos somos solidarios por naturaleza y en este tipo de situaciones es cuando se pone de manifiesto. Es la parte positiva de estas realidades.

N.E.: ¿En qué consiste el servicio gratuito de llamadas del Colegio Oficial de Psicólogos de Álava?

A.G.: El servicio gratuito ofrecido por el Colegio se trata de una atención psicológica telefónica que se ha puesto en marcha para ayudar a sobrellevar estos momentos difíciles que pueden generar situaciones de importante ansiedad en las personas, bien sea por el tiempo de aislamiento, por las situaciones complicadas que se puedan estar dando en las casas, por las pérdidas de seres queridos… El servicio está a disposición de cualquier persona a través del número de teléfono 631 384 965 y de la dirección de email: colegiopsicoalava@gmail.com. Una vez hecha la solicitud, un psicólogo se pone en contacto vía telefónica para dar respuesta a la llamada de la persona que lo requiere.



Dejar respuesta