entreseccion_noticia

Sigue la inseguridad en Vitoria. Hay gente que campa a sus anchas.

Una patrulla que realizaba labores de vigilancia en el Casco Medieval ha observado la pasada madrugada a cuatro personas en actitud sospechosa en las inmediaciones del Palacio Álava-Velasco, donde ha procedido a su identificación.

Una de las puertas del edificio estaba forzada, pero en su interior no había nadie, aunque sí diversos objetos (esterillas, cables, altavoces…) que han sido trasladados a Agirrelanda.

No es el primer capítulo. Recordamos. 

La Policía Local ha informado al propietario del palacio de los daños producidos y le ha instado a tomar las medidas oportunas para subsanarlos.

A primera hora de la mañana se ha hecho cargo del inmueble.


Compartir

Dejar respuesta