Vitoria arreglará el histórico Palacio Maturana Verástegui

La Junta de Gobierno Local de Vitoria ha aprobado el expediente de contratación de las obras de la primera fase de la valorización interior del palacio Maturana-Verástegui, unos trabajos que cuentan con un presupuesto de 337.220,25 euros y forman parte del Plan Especial de Intervenciones en el Casco Medieval previsto para este año.

Este contrato permitirá intervenir en la estructura del edificio, consolidar los elementos que lo requieran, habilitar dos salas representativas del palacio como lugares de encuentro y divulgación, acondicionar las fachadas y sanear los espacios interiores. Para todo ello se ha establecido un plazo de ejecución de cuatro meses.

La intervención cuenta con un apoyo económico de 160.000 euros por parte de la consejería de Cultura y Política Lingüística en el marco de la convocatoria de subvenciones para la puesta en valor y difusión del Patrimonio Cultural Vasco. El conjunto de trabajos previstos permitirá recuperar y dar a conocer a la ciudadanía un palacio declarado Bien de Interés Cultural, dando el primer paso de cara a la búsqueda de un uso definitivo para el edificio.

Entre los primeros trabajos figura la limpieza interior del edificio de escombros acumulados, el desmontaje del tramo de cubierta recientemente parcheado y la retirada de elementos auxiliares sin valor para lograr una visión más limpia de la configuración del palacio. Posteriormente se intervendrá en la estructura, conservando elementos en buen estado y reemplazando los deteriorados. Con el mismo criterio se actuará en la cubierta del edificio.

En cuanto a las fachadas, se intervendrá en aquellas que dan a la vía pública, además de en la fachada sur del ala oeste. Se repararán y consolidarán los balcones y ménsulas. En el caso de la fachada principal, se plantea un tratamiento de urgencia en las zonas más deterioradas. En esta labor se empleará un equipo de restauración de pintura mural y soporte pétreo.

Otra de las intervenciones principales será la puesta en valor del zaguán y la cochera. La idea de partida es acondicionar ambos espacios de manera que sirvan para explicar la historia del Palacio y su papel en el desarrollo de la ciudad. En el caso del zaguán, se plantea convertirlo en un espacio de naturaleza expositiva visible desde el exterior, a modo de escaparate.

El recinto de cocheras se convertirá en antesala del edificio para conocer su historia tanto por guías especializadas como por cualquier viandante. Serán dos espacios diáfanos que permitan dar una visión introductoria del edificio, con posibilidad de incorporarse dentro del programa de vistas turísticas.

Parte de la historia de Vitoria-Gasteiz

La aparición de numerosas armas en las excavaciones arqueológicas realizadas hace pensar que el emplazamiento del actual palacio albergó una fragua armera en época medieval. Otros restos metálicos y de piedra hallados en la base del edificio han permitido conocer diversos usos y costumbres de la ciudad entre los siglos XIII y XV.

El palacio como tal empezó a construirse en el siglo XVI con un primer edificio de varias plantas en la esquina de la calle Correría con el cantón del Seminario. Entre la segunda mitad del siglo XVII y el primer cuarto del siglo XVIII se amplía la construcción, duplicando la superficie habitable, modificando radicalmente tanto la morfología como la funcionalidad de los espacios.

Una segunda ampliación se realizó en el último tercio del siglo XVIII bajo la dirección de Prudencio María Verástegui, el personaje más importante de la saga familiar. Entre otros aspectos, se colocaron los primeros papeles pintados en algunas estancias nobles del edificio, algunos de los cuales se conservan.

El palacio y su conexión con el jardín contiguo protagonizaron en los siglos XIX y XX un vivo debate sobre la configuración de las calles y cantones de esta zona de Vitoria-Gasteiz.



5 Comentarios

  1. Bienvenida esta actuación, el edificio así lo requiere, por su importancia y lugar en el que se encuentra. Felicitaciones a todos aquellos que lo ven como un edificio bello y singular.

  2. ALELUYA! MAS VALE TARDE QUE NUNCA! Ya era hora que alguien hiciera algo con este palacio renacentista de mucho valor en cuanto a patrimonio de la ciudad. No sé a qué estabamos esperando??? nos ponian hasta en las listas rojas de patrimonio en peligro…pero esto que es? Vitoria-gasteiz? Euskadi?? o Las Urdes en sus malos tiempos?, que ahora están que da gusto.
    En pleno siglo XXI no conozco ninguna otra ciudad que se prece ni cercana ni lejana que tenga los palacios de sus cascos viejos amenazando ruina!! que los tiene ya todo el mundo restaurados hace tiempo!, con todo lo que presumimos de almendra!!
    POR FAVOR…que sigan con el resto de palacios del casco viejo que están amenazando ruina, que tampoco son tantos…(el de los alava,,,eskoriatza-eskibel..etc).

  3. Y, ¿cuando le tocará al palacio que está al final de la calle Herrería con la plaza de Sto. Domingo? Años hace que dijeron iban a restaurarlo, y ahí sigue. Vacío por dentro como una casa en ruinas. Una estampa preciosa para atraer turistas. Como no le gusta al risitas…

    • Si se refiere Ud. al Palacio Álava Velasco, es un edificio privado y no público el cual está en obras para transformarlo en pisos turísticos.

  4. Puede que tengas razón, pero lleva así muchos años. Ahora se ve desde fuera el cielo a través de las ventanas. Más parece un edificio en ruinas que un palacio. Si el propietario fuese un ciudadano sin el «don» por delante del nombre o «S.A.» por detrás, seguro que ya le habrían obligado a repararlo o le hubieran sancionado.

Dejar respuesta