Eva García Saéz de Urturi préstamos

La escritora vitoriana Eva García Sáenz de Urturi, que obtuvo el Premio Planeta 2020 y ha sido galardonada en certámenes internacionales por su trilogía de novela negra, publicará un nuevo thriller que saldrá a la venta en febrero, «El libro negro de las horas».

La editorial Planeta ha anunciado este viernes la nueva novela de Sáenz de Urturi, que devuelve a sus más de dos millones de lectores a Kraken, el personaje que dio inicio a la saga en 2016 con «El silencio de la ciudad blanca» y continuó con «Los ritos del agua» y «Los señores del tiempo».

A esta exitosa trilogía de ventas, que cuenta con más de 100 ediciones, ha sido publicada en más de veinte países y fue llevada al cine por Daniel Calparoso, le siguió «Aquitania», Premio Planeta en 2020.

En la nueva obra que verá la luz en 2022, el inspector Unai López de Ayala, «Kraken», recibe una llamada anónima que cambiará lo que cree saber de su pasado familiar: tiene una semana para encontrar el legendario «Libro Negro de las Horas», una joya bibliográfica exclusiva, ya que de lo contrario su madre, que paradójicamente, descansa en el cementerio desde hace décadas, morirá.

Así comienza una carrera contrarreloj entre Vitoria y Madrid para trazar el perfil criminal más importante de la vida de Kraken, capaz de modificar su pasado para siempre.

La octava novela de la escritora vitoriana llegará a las librerías el 2 de febrero. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. La trilogía que comenzó con El silencio de la Ciudad Blanca, es muy, muy, muy parecido a La trilogía del Baztán de Dolores redondo; solo que Dolores Redondo la escribió años antes. La de Dolores Redondo, tiene una calidad más que aceptable; la de Eva García Sáenz de Urturi, está muy mal escrita, con muchos fallos de redacción y composición, (un ejemplo; todos los personajes hablan igual, con las mismas coletillas. Charlan en la taberna, como si estuvieran en una conferencia de la universidad. Desde el tejado donde dice que ven la procesión de los faroles que pasa por debajo, es imposible verla, a no ser que estén con la cabeza fuera del mismo; ni de ese ni de ningún tejado en el que estás tumbado se ve lo que pasa justo por debajo). Como esas, otras muchas que no explico, pues me alargaría. Se subió al carro del éxito de Dolores Redondo con unas novelas mediocres que escribiría un estudiante medio universitario. Ahora, a lo Pérez Reverte; una detrás de otra, de similares características. Muy mala.

Dejar respuesta