producción ovina

Un estudio de la Universidad del País Vasco ha concluido que los pastores neolíticos separaban a las ovejas gestantes y a los corderos lechales del resto del rebaño.

La investigación ha sido desarrollada por el grupo Metalabolomips de la Facultad de Farmacia del campus universitario de Álava, que ha utilizado como biomarcadores los ácidos biliares y hormonas de la cueva de El Mirador de Atapuerca (Burgos) para determinar los hábitos de pastoreo neolíticos.

En un comunicado, este grupo de trabajo recuerda que en el Neolítico surgieron y se generalizaron la agricultura y el pastoreo y se desarrollaron las sociedades agrarias.

Las cuevas y los abrigos rocosos comenzaron a utilizarse como corrales para el ganado, donde se acumularon capas de sedimentos orgánicos procedentes del estiércol que han permitido ahora, a través de la investigación de los ácidos biliares, conocer cómo manejaban los rebaños los pastores.

Uno de los miembros del grupo encargado del estudio, Asier Vallejo, ha explicado que las proporciones hormonales investigadas diferencian entre las ovejas en período de gestación, lactancia o cualquier otra situación.

La conclusión es que se separaban del rebaño las ovejas gestantes y los corderos lechales.

Según Vallejo, es la primera vez que se estudian biomarcadores hormonales para averiguar cómo se manejaban los rebaños hace 6.000 y 7.000 años, aunque también se está realizando un estudio similar en una zona de Sicilia. EFE



Dejar respuesta