Antes de acabar el año, las protestas empapelaron la bola gigante de Navidad instalada en la Plaza de la Virgen Blanca.

«APAGA LOS CHANCHULLOS, ENCIENDE LOS DERECHOS»

Así protestaban. Incluido un recado al alcalde:

 

«La pobreza energética no la ha traído la COVID 19. Antes de la pandemia, ya había familias y comunidades que pasaban el invierno con la calefacción apagada, que incluso pensábamos en cuándo encender la luz. Esta crisis no ha hecho más que agravar este problema que ya existía».

Mientras, el Ayuntamiento de Gasteiz ha gastado 165.000 euros en luces navideñas, denuncian. A pesar de que el presupuesto inicial era de 125.000 euros, se ha incrementado en 40.000 euros atendiendo a los requerimientos de las empresas, que aseguraban que el presupuesto inicial no era suficiente para ganar el beneficio empresarial esperado. Una vez más, al ayuntamiento no le ha costado mucho atender los deseoss de las empresas, no ocurre lo mismo cuando reivindicamos derechos…

En las casas de Gasteiz cada vez somos más los que no encendemos la calefacción o la luz. Hace poco supimos que durante el estado de alarma las empresas energéticas no podrán cortar la luz de nuestras casas. Pero esta medida para nosotros no es suficiente, nosotros reivindicamos hoy y siempre el derecho a los suministros básicos en nuestras casas.

Las grandes empresas energéticas siguen acumulando riqueza y aumentando sus beneficios. Iberdrola, por ejemplo, ha obtenido en el primer semestre de 2020 un beneficio de 3.582 millones de euros, a costa del aumento del gasto energético de los hogares y el endeudamiento de la población en estos momentos de confinamiento y pandemia.

Desde la Iniciativa por el Derecho a Techo y Contra la Exclusión Social de Gasteiz reivindicamos el derecho de todos los hogares a tener luz, gas y todos los suministros básicos. ¡Los que menos tenemos no vamos a seguir pagando esta crisis, que la crisis la pague el capital!

Información previa: Denuncian el «despilfarro» en la iluminación navideña de Vitoria

La Iniciativa por el Derecho a Techo y contra la Exclusión Social de Vitoria ha convocado una concentración en la Plaza de la Virgen Blanca, junto a la gran bola de Navidad, para denunciar el despilfarro que el Ayuntamiento realiza con la iluminación navideña.
Despilfarro, dicen, mientras corta el acceso al agua y la luz a vecinos y vecinas de Gasteiz, y mientras cientos de personas pasan el invierno sin poder encender la calefacción para calentarse por su situación de pobreza energética. Todo esto, mientras las empresas eléctricas se embolsan unos beneficios record multimillonarios.
Concentración frente a la gran bola de navidad, «símbolo del despilfarro y los chanchullos», para defender el derecho al acceso a los suministros básicos y que se acabe con la pobreza energética».

Compartir

11 Comentarios

  1. Cuando el diablo se aburre… ¿No tiene esta gente nada que hacer? Estamos todo el año a media luz, que parece Semana Santa, y pretenden que se disminuya la iluminación. El consumo de esa bola, y del total de la iluminación navideña, no llega al 10% de lo que se gastaría con una iluminación correcta. Si los comerciantes y hosteleros se pusieran de acuerdo y apagaran la luz de sus locales y escaparates al cierre de sus negocios, tendríamos que caminar por Vitoria con linternas. La escasa iluminación de que disponemos, es gracias a los comercios.

  2. Todos somos conscientes de las desigualdades de la vida. No todos disponemos de todo lo que nos gustaría, incluso de lo más básico. ¿Que hacemos entonces? ¿Quitamos también las fiestas de La Blanca? Los que se encuentran en situaciones «jodidas» las pueden considerar un despilfarro también. ¿Quitamos todas las luces de Navidad y además para siempre? Por que siempre va haber desigualdades. En fin. Todo es penoso, pero siempre lo ha sido, lo es y lo será. No nos queda otra que intentar disminuir estas desigualdades pero……seguir viviendo y hacer la vida lo más más normal posible.

  3. El ayuntamiento, la diputación y diferentes estamentos de gobierno, tienen presupuesto para paliar parte de estas situaciones. Evidentemente son estamentos que también, también han de tener presupuestos para otras partidas como son precisamente luces de Navidad y festejos Todos pagamos impuestos y queremos la ciudad acorde a las fiestas en las que nos encontramos para dar un poco de alegría.

  4. Dando por sentado que el gasto energético en la dichosa «bola» no es significativo en comparación con dilapidaciones varias del ayunta y aledaños, que ha tenido un significativo éxito entre cientos de seres supuestamente inteligentes, como atrae una bombilla a cientos de polillas, no deja de ser significativo que haya gente con bemoles para completarla con carteles reivindicativos. Más que nada porque han conseguido sortear al segurata. Me figuro que para ya se habrá corregido el errorhumano de dicho honrado personaje y que no habrá tenido repercusión en su nómina, seguramente contratada a preciojusto. Que no sé si a los reivindicadores les importa esa nimiedad.

  5. Donde despilfarra el ayuntamiento no es en iluminación navideña, sino en los servicios sociales de base, lugar al que acuden todos los caraduras y zánganos de Vitoria para que les subvencionen su ocioso estilo de vida, ayudas para vivienda, alimentación, consumo energético también, dentista, oculista y un largo etc. Y no son cuatro bombillas, son millones de euros, y no durante tres semanas al año, sino durante los doce meses. Asi que por que se invierta un poco de dinero en quienes si contribuyen no creo que pase nada.

  6. Oye cicer tú sabes quienes son? Por qué no vas a denunciarlos? De paso te informo que si les dan es porque alguien emite un informe favorable para ello,que , h, casualidad son los trabajadores sociales del ayuntamiento.
    Y por cierto para el otro, que reivndiquen no es malo,ero en los tiempos que corren mejor ahorramos, en el último mes 700 trabajadores despedidos, y ni diputación ni gobierno Vasco han movido un dedo por ellos.

  7. Millones de euros, mes tras mes, año tras año… y son los mismos trabajadores de servicios de base quienes en privado hablan de despilfarro. Hay lo dejo…

Dejar respuesta