ILEGALES siempre han sido un grupo luchador, es el único modo de seguir activos después de más de tres décadas de carrera. Uno de los momentos más negros ocurría hace pocas semanas, con la muerte inesperada de Alejandro Blanco; pero gracias al regreso de Willy Vijande al bajo, se podrá llevar a cabo la gira indoor prevista para los meses de abril y mayo, en ocho salas de conciertos españolas. El viernes llegan a Vitoria.

Willy Vijande había sustituido al primer bajista de la banda, Iñigo Ayestarán, en 1983. Una vez incorporado a la disciplina ilegal, grabó álbumes míticos como «Agotados de esperar el fin» (CBS/Epic, 1984), «Todos están muertos» (CBS/Epic, 1986), «En directo» (Nuevos Medios, 1988) y «Chicos pálidos para la máquina» (EMI/Hispavox, 1989). Nadie mejor que él, para continuar con coherencia la trayectoria del grupo en este preciso instante.

En esta gira de salas, ILEGALES continuarán presentando su álbum La vida es fuego (La Casa del Misterio / Pop Up, 2015), que en estas fechas cumple un año en el mercado, lo mismo que la nueva y cuidada puesta en escena del grupo, que le ha llevado por algunos de los principales festivales musicales desde el verano de 2015.

La gira no puede empezar con mejor pie, pues se han agotado las localidades para los dos primeros conciertos, en Madrid y Barcelona.

El 20 de mayo estarán en Vitoria, en la Sala Jimmy Jazz.


Compartir

Dejar respuesta