historia deporte

Tal y como nos cuentan desde Betway, más concretamente desde su página web llamada https://www.betway.lat/deportes/basquetbol, el deporte es una actividad física que se practica muy a menudo por la sociedad y que proporciona unos beneficios físicos y psicológicos muy importantes para las personas que lo practican. En este artículo nos centraremos en explicar el origen del deporte puesto que no podemos hacer una actividad sin antes estudiar sus antecedentes.

¿Cómo comenzó todo?

Pues bien, el deporte comenzó desde la prehistoria porque si atendemos a la cultura evolutiva de la sociedad, ya en esa época necesitaban sobrevivir y encontraron una actividad rudimentaria que no poseía nombre pero que se corresponde con el deporte actual que todos deberíamos hacer. Los motivos que llevaron a esos individuos a trotar y más adelante a correr fueron las ganas que tenían de escaparse de los animales salvajes que existían y que ponían en peligro la vida de todos ellos. Pues bien, en la prehistoria comenzaron a realizar ejercicios con piedras y buscaban perfeccionar diferentes movimientos con lanzas y jabalinas con el propósito de conseguir mejores resultados en sus cazas.

Tal y como podemos ver la finalidad era bien distinta a la sociedad actual puesto que ahora queremos hacer deporte para mejorar la salud, sentirnos bien evitando numerosas enfermedades físicas y psicológicas y divertirnos de la misma manera. Antes no se razonaba sobre ello, tan solo querían tener sustento y que nos les faltara su alimento diario. También lo hacían para enfrentarse a sus rivales o a los animales y conseguir protección de cara a las amenazas o peligros que pudieran surgir en la época. Esto desencadenó en numerosas técnicas y actividades que todos conocemos: correr, nadar, pescar, trepar, luchar, etc.

Un aspecto interesante tiene es que se ejercitan para adquirir habilidades diferentes al resto de mortales y así imponerse a los menos hábiles o preparados. Resulta novedoso porque esto provocó que apareciera el concepto de juego y de competencia entre otros. No podemos olvidar que ahora contamos con partidos entre equipos diferentes y entrenadores que buscan diferenciarse de los otros y ganarles las batallas de manera táctica. El concepto de juego ha evolucionado y lo hemos tomado como referencia de siglos atrás.

La identidad que genera el deporte

Conforme fueron pasando los siglos y el mundo creció y evolucionó, también lo hizo el deporte, aportando otros beneficios y creando sentimientos de identidad entre las personas aficionadas a esta actividad. Esto es así porque muchos países decidieron apostar por reglas determinadas y unieron sus culturas, sociedades, políticas, economías y deportes para ponerlo encima de la mesa y crear un concepto de unión, solidaridad y moralidad.

Si volvemos al concepto de identidad dentro del deporte nos gustaría hacer hincapié en que existen diferentes maneras de jugar y cada uno de ellos se diferencia por un rasgo único: la identidad. De esta manera, las maneras de ser, de sentir y de expresarse cambian según el lugar de procedencia y según los sentimientos que poseen las personas practicantes y sus aficionados.

Nos gustaría finalizar con la conclusión de que el deporte es algo bonito y saludable pero que conocer su origen y valorarlo, hacen de esta actividad algo mucho mejor.


Compartir

Dejar respuesta