Reconocemos que es tardía nuestra reflexión, pero llega. Ramón Rodríguez Verdejo, conocido como Monchi, es un director deportivo de fútbol, reputado, el más. Saca jugadores debajo de las piedras y los hace «internacionales».

En basket, y en Vitoria, tenemos otro igual.

El director deportivo del TD Systems Baskonia, Félix Fernández, es pieza clave del proyecto baskonista. Desde la discreción trabaja de sol a sol, con lealtad al club y con compañerismo, nos consta. Ha crecido profesionalmente y hoy ha dado una lección de transparencia dando la cara ante los medios de comunicación.

Nadie discute el papel de Alfredo Salazar en el análisis deportivo (nos parece superior), ni la ejecución final de Josean Querejeta. Pero el papel de Félix Fernández ha sido poco ponderado habitualmente. Toca la hora de poner en valor su categoría, sus conocimientos y su buen hacer.

Se come los marrones, da la cara y además sabe de baloncesto.

Es el «monchi» del baloncesto español. 

Hoy la ha vuelto a hacer. Se ha puesto de frente ante la prensa de Vitoria en un desayuno con medios de comunicaión. Ha dado la cara, ha sido sincero. ¡Un crack!

Sergio Fernández, del Alavés mira en su espejo y trata de imitarle. 

DECLARACIONES:

Félix Fernández anunció este viernes que el conjunto vitoriano cerrará su plantilla para la temporada 2020-21 con un total de 13 jugadores.

En un desayuno con los medios de comunicación, el dirigente vitoriano explicó que el esloveno Zoran Dragic podría ser la última incorporación si el jugador acepta antes del 5 de agosto la oferta planteada por la entidad vasca.

Si Dragic no acepta dicha oferta antes de la fecha estimada, los baskonistas buscarán otras opciones en el mercado, independientemente de que el jugador número 13 tenga pasaporte comunitario o extracomunitario.

«Estamos muy contentos con él y cuando lo traemos para reforzar al equipo demostró que se había recuperado de las lesiones y está totalmente comprometido», valoró Félix Fernández que señaló que tendrán que esperar si el balcánico decide renovar su compromiso, aunque confirmó que no podrá firmar por un equipo de Liga Endesa debido a que finalizó el plazo para que los clubes ACB presentaran ofertas por el jugador.

Explicó, por otro lado, que el pívot Youssoupha Fall seguirá en la plantilla azulgrana y no saldrá cedido. «Tenía que haber tenido un crecimiento mayor, pero tuvo una lesión tras el confinamiento», lamentó Fernández, que subrayó que «es un jugador llamado a ser importante y tiene muchas cualidades puede marcar muchas diferencias».

Se felicitó por haber conseguido mantener a Pierrià Henry, un jugador que llegó con un contrato de tres años el verano pasado, pero con el que el club renegoció su situación de cara al futuro. «Estamos muy contentos con él y él con nosotros y no es fácil que ocurra esto con jugadores americanos», aclaró.

Por otro lado se mostró tranquilo por el efecto que puede generar la salida de Facundo Campazzo del Real Madrid y que colocaría a Luca Vildoza en el punto de mira de la entidad blanca. «El Real Madrid tendrá su problema si se va Campazzo como hemos tenido otros con otros jugadores, pero es un gran club y sabrá reponerse si se da el caso», consideró Félix Fernández, quien zanjó que «Luca (Vildoza) es un jugador importante en el Baskonia».

«El equipo genera ilusión por la capacidad de crecimiento de los jugadores, es un equipo con un punto de hambre», analizó Fernández, que destacó que Rokas (Giedraitis) «tiene un recorrido y regularidad» y recordó que lo ficharon «muy rápido» tras el confinamiento. «Es un valor muy seguro para el equipo, puede jugar de escolta y alero y capacidad de anotación», agregó.

Sobre los que jugadores que no seguirán, Félix Fernández agradeció el trabajo de Jayson Granger y lamentó la mala suerte que tuvo el uruguayo debido a las lesiones que sufrió en estos tres años como azulgrana. «Era un jugador importante para nosotros», opinó el director deportivo, que añadió que «se lo merece todo», después de lo que ha vivido y remarcó que «trabajó como un animal para llegar a la final de la liga».

Respecto a la marcha de Patricio Garino al Zalgiris de Kaunas expresó que querían que continuara, pero él les comunicó que necesitaba «un cambio en su cabeza» y que aunque está «feliz y muy agradecido», era algo que necesitaba hacer. Además, el Baskonia anunció también que Miguel González jugará la próxima temporada en LEB Oro porque «necesita minutos».

Respecto a la pretemporada, el club comunicó que los días 7 y 8 de agosto se llevarán a cabo los reconocimientos médicos a la plantilla y el 10 de agosto comenzarán los entrenamientos con Dusko Ivanovic. «Las pretemporadas cambiarán porque no habrá torneos», explicó y dijo que están perfilando algún partido ante el Pau Orthez, debido a la proximidad entre ambos, pero admitió que «más allá de esto será complicada jugar más partidos a día de hoy». EFE


Compartir

Dejar respuesta