foto talgo

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha elaborado el pliego para licitar el proyecto básico de la llegada soterrada del tren de alta velocidad (TAV) a Vitoria, que es «el primer paso del proyecto constructivo».

Así lo ha anunciado el diputado general de Álava, Ramiro González, a preguntas del PP en el pleno de control que se celebra este miércoles en las Juntas Generales del territorio.

González ha informado de que el Ministerio elaboró ayer lunes el pliego para licitar el proyecto básico que permita «la solución de la llegada soterrada del TAV» a Vitoria, y ya ha aprobado el protocolo de intenciones que «blinda jurídicamente» y garantiza la elaboración del proyecto.

Este mismo protocolo fue firmado ayer por la Diputación. Una vez suscrito también por el Ministerio de Transportes, debe ser suscrito por el Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Vitoria y Adif para certificar un convenio interinstitucional que refrende el acuerdo alcanzado el pasado 10 de mayo en Madrid que hablaba que la entrada del TAV en Vitoria se hará por el corredor actual y de forma soterrada.

El documento «plantea elaborar al mismo tiempo» el estudio informativo con el plan básico que «ya está en marcha» y abre la posibilidad de la encomienda de gestión del Gobierno Vasco en el nudo de Arkaute para «acelerar el desarrollo de las obras». Además, «no descarta» que haya también una encomienda de gestión para la construcción de la estación ferroviaria de Vitoria.

González ha comunicado que «se está avanzando a través de los estudios de impacto ambiental» en la integración del TAV mediante el nudo de Arkaute que ofrece una «situación compleja» debido al valor medioambiental a proteger en esa zona de la ciudad.

Estas explicaciones no han convencido al diputado foral del PP Borja Monje para quien el protocolo «es una invención» del Consejo de Gobierno foral que «no va a valer nada» ni tiene credibilidad por ser un proyecto «sin plazos concretos ni cifras». EFE


Compartir

2 Comentarios

  1. Una estación soterrada es innecesaria y aumenta mucho los tryectos que tienen que recorrer las personas usuarias del tren. Si son perosnas mayores y menores con maletas, recorrer 1 km de escaleras y andenes es una barrera y totalmente innecesario. la estación actual está bien accesible y más aún cuando no hya una gran número de usuarios de este medio.

  2. Los papanatas locales llevan como veinte años discutiendo de un tema en el que no tienen arte ni parte, porque es de «interénazioná». Se ciscan por algo que en el mejor de los casos será como el apeadero del ferrocarril del norte que se inauguró en 1884. Papanatas que tampoco tienen nada que decir sobre quién, cómo y cuándo pone los trenes. Volviendo al apeadero de 1884, el primer tren pasó en 1889. En lo único en que tienen que pensar los mentados papanatas locales es cómo pagarán el apeadero. Por el que llaman «estación de Dato» pagaron 8 millones de reales. Dicho si ánimo erudito.

Dejar respuesta