El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado hoy que los datos del miércoles o jueves sobre la evolución epidemiológica del coronavirus, tras diez días de las nuevas restricciones de movilidad y el toque de queda en Euskadi, determinarán si son necesarias medidas más estrictas para contener los contagios y hasta un confinamiento como en marzo, informa EFE. (Parece que finalmente será el jueves y sin confinamiento domiciliario asegurado)

De hecho, el Departamento vasco de Salud considera que esta semana se verá la incidencia de las medidas restrictivas adoptadas en Euskadi y, pese a que los últimos datos muestran una ligera mejoría de la curva ascendente de casos, es «muy prematuro» pensar que se están reduciendo los contagios.

Urkullu, ha sido entrevistado, esta mañana, en Radio Euskadi; donde ha afirmado que se están haciendo análisis diarios de la situación en relación a la contención de la pandemia y evaluando las últimas medidas adoptadas antes de establecer nuevas restricciones.

“Estamos alerta porque es una situación inquietante que tratamos de afrontar desde el equilibrio para preservar la salud y la economía”, ha señalado. Así, ha indicado que a lo largo de esta semana el LABI estará en disposición de un análisis muy completo de estos últimos 10 días.

¿Cese de actividades? ¿Más toque de queda?

En todo caso, ha aclarado que se están analizando todas las medidas posibles, entre las que ha mencionado el cese de actividades económicas no esenciales a una hora determinada o la limitación a diario a una hora más adelantada, dice la web de lehendakaritza textualmente.

¿Confinamiento?

Preguntado por un nuevo confinamiento, ha remarcado hay que ser conscientes de las consecuencias que esto tendría en la economía y, además, supondría la necesidad de replantear el ejercicio presupuestario.

El Lehendakari ha subrayado Euskadi cuenta con un sistema sanitario fuerte y ha destacado que existe un colchón en cuanto a camas UCI. “En Euskadi estamos preparados para hacer frente a una situación más dura porque tenemos un sistema sanitario con capacidad de respuesta», ha indicado.

Ante la recomendación que se extendió desde el Consejo Asesor de LABI sobre la necesidad de limitar al máximo los contactos, el Lehendakari ha insistido en el impacto de las relaciones sociales en la transmisión del virus, y por ello, ha recordado que desde el Gobierno Vasco se han aconsejado las burbujas. «Esta pandemia va para largo y hay que saber convivir con el virus. Quizá no hemos sido conscientes de ello y tras la primera ola ha habido una excesiva relajación a nivel individual y colectivo. Cada uno sabemos qué hacer para evitar la transmisión comunitaria», ha señalado.

Asimismo, el Lehendakari se ha referido a las reuniones con los partidos políticos con representación en el Parlamento Vasco que están prevista para esta semana, de cara a abordar los retos de esta nueva legislatura, donde cobrará especial relevancia la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia. El Lehendakari ha resaltado que, tras exponer las líneas de actuación para la legislatura y los diversos acuerdos de Consejo de Gobierno, existe una base de trabajo suficiente, y ha mostrado abierto al diálogo y al acuerdo.

Transferrencias

En cuanto a las transferencias pendientes, el Lehendakari ha reconocido que no hay fecha prevista para una próxima reunión de la mesa de transferencias, aunque ha remarcado que se sigue trabajando en transferir a Euskadi la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV). En este sentido, ha reconocido que es consciente de las dificultades técnicas que, a día de hoy, han imposibilitado que se materialice, pese a estar acordado su traspaso para finales del pasado mes de octubre. “No pongo, por lo tanto, ningún pero al hecho de que no haya sido posible el ejercitarlo a finales del pasado mes como estaba establecido. El compromiso existe y se trabaja en ello», ha afirmado. Además, ha manifestado la necesidad de concretar el cronograma de traspaso de transferencias con una demora de cuatro o cinco meses como consecuencia de la pandemia.

 

 



5 Comentarios

  1. Por responsabilidad y seguridad mascarillas obligatorias tambien en los centros de trabajo incluido oficinas aunque existan distancias minimas de distanciamiento. Son lugares cerrados con exposiciones prolongadas entre diferentes personas.

  2. A mi me gustaría que nuestros politicos me explicaran por qué al gobierno central le exigen que no se trate a todas las comunidades autónomas igual por que no estamos en la misma situación (algo razonable), pero cuando tienen la potestad, ellos tratan al las 3 provincias y todos sus ayuntamientos con las mismas limitaciones y restricciones cuando no estamos igual en absoluto. Creo que para ser coherente habría que crear “burbujas” en las zonas mas afectadas exclusivamente para que la economía se resienta lo mínimo posible. Van a dañar de forma irreparable la economía de toda la ciudad, cuando hay poblaciones con menos de un tercio de las incidencias que otras, teniendo ademas similar capacidad de camas UCI.

Dejar respuesta