El Eibar agota sus últimas posibilidades de permanencia en Primera, que pasan forzosamente por ganar este sábado a un rival directo como el Alavés, que se encuentra a ocho puntos de distancia, pero que todavía no está salvado.

Aunque las matemáticas dicen lo contrario, las opciones de salvación del cuadro de José Luis Mendilibar son mínimas, ya que prácticamente tendría que ganar los cinco partidos que le quedan.

El técnico armero sabe que tienen que ir paso a paso y por el momento su único pensamiento se centra en el enfrentamiento contra el Alavés.

El balance entre ambos equipos en Primera es ligeramente favorable al conjunto vitoriano, que en sus nueve enfrentamientos directos se ha impuesto en cuatro, con dos empates y dos derrotas.

El Eibar afronta esta nueva final con las bajas por lesión de Pedro Bigas, que sigue una semana más en el dique seco y del sevillano Alejandro Pozo, con molestias musculares en el muslo, tras lesionarse en el anterior partido contra la Real.

También estará ausente Recio, sancionado por acumulación de tarjetas.

Es posible que para sustituir a Pozo Mendilibar dé entrada a Rober Correa, ya recuperado de su larga lesión y que ya jugó el pasado lunes contra la Real Sociedad, mientras que en el puesto de Recio podría entrar Edu Expósito, que también reapareció contra el conjunto donostiarra, después de permanecer bastantes semanas lesionado.

Los albiazules, por su parte, se encuentran inmersos en la mejor racha del curso tras la llegada de Javier Calleja. No conocen la derrota y han logrado 8 de los 12 puntos que han estado en juego desde que el entrenador complutense tomara el mando de la nave vitoriana.

No obstante, el preparador babazorro tendrá que hacer cambios en la convocatoria para esta jornada, obligado por las lesiones de varios de sus jugadores.

Rodrigo Ely, Rubén Duarte, Facundo Pellistri, Javi López, Iñigo Córdoba y Jorge Franco «Burgui» no podrán ayudar a sus compañeros en un nuevo desplazamiento de los alavesistas, que contará en su expedición con dos jugadores del equipo juvenil.

El defensa central Hugo Pérez y el lateral derecho Robert Vallribera, ambos de 19 años, viajarán hasta la localidad guipuzcoana después de participar en los entrenamientos de la última semana con el primer equipo del Glorioso.

A pesar de todo, estas ausencias no obligarán al técnico a mover fichas en el «once» que salte a Ipurua. De hecho, no cambiará mucho del que saltó a Mestalla donde estuvo a punto de conseguir los tres puntos.

La amenaza de Joselu Mato y Lucas Pérez volverá a ser referencia en el coliseo armero, mientras que el argentino Rodrigo Battaglia y el manchego Tomás Pina repetirán en el centro del campo. Quizás la mayor duda vuelva a estar en el flanco izquierdo del ataque vitoriano donde en los últimos partidos están alternando la participación Luis Rioja, Pere Pons y Édgar Méndez.

– Alineaciones probables:

Eibar: Dmitrovic, Correa, Oliveira, Arbilla, Cote, Diop, Expósito, Pedro León, Gil, Muto y Kike García.

Deportivo Alavés: Pacheco; Ximo, Lejeune, Laguardia, Martín; Battaglia, Tomás Pina, Jota, Pons o Luis Rioja; Lucas y Joselu.

Árbitro: José Luis Munuera Montero (Comité andaluz)

Estadio: Ipurua.

Hora: 14.00 horas.

————————————————————–

Posiciones: Eibar (20º, 23 puntos); Alavés (16º, 31 puntos).

La clave: El Eibar vuelve a enfrentarse a un rival directo al que tiene que recortar ocho puntos y sólo puede hacerlo con una victoria.

El dato: Los armeros llevan ya dieciséis partidos sin conocer el triunfo y sólo han ganado un partido en Ipurua en toda la temporada.

La frase: Mendilibar: «Tenemos que crear incertidumbre en el Alavés y que no piensen que ya hay un equipo descendido».

El entorno: Nuevo partido en Ipurua sin público, el número 23 consecutivo. La falta de espectadores ha sido demoledora para el cuadro eibarrés, que por sus malas actuaciones en su campo se encuentra ocupando el último puesto. EFE


Compartir

Dejar respuesta