El Ayuntamiento de Vitoria sigue con sus discusiones. Hace unos días se hacía pública la última.

La organización ecologista Greenpeace ha asegurado que «la mala gestión» de Ecoembes y Ecovidrio en el reciclaje de residuos de envases supone un coste anual para Vitoria de 11,2 millones de euros, lo que significa que cada vitoriano paga «de su bolsillo» 44,3 euros al año.

Y desde el Consistorio ya han respondido:

El Ayuntamiento se refiere a varias denuncias hechas públicas por Greenpeace la semana pasada en las que apuntaba determinados costes del servicio de recogida de papel y cartón, “cifras erróneas, con un punto de partida que no es correcto.

La presencia de envases en la fracción resto es del 20% en Vitoria-Gasteiz y no del 67% como afirma Greenpeace.

En este sentido tenemos que ser categóricos: la ciudadanía vitoriana tiene que tener claro que ni un solo euro de sus impuestos se destina a la recogida selectiva de los envases. De hecho, el sistema de recogida de envases y vidrio ha financiado la totalidad de la gestión de estas fracciones, con superávit para Vitoria. Es decir, se ha pagado a cargo de Ecoembes y Ecovidrio todos los costes del proceso”, ha explicado César Fernández de Landa.

El concejal ha dejado claro que Greenpeace como organización “me merece el mayor de los respetos. Desde un principio he aplaudido y apoyado su labor y todo el trabajo que ha hecho a lo largo de su historia para la concienciación y la lucha por un planeta mejor y por denunciar todas las actitudes y acciones que atentan contra nuestro planeta”. No obstante, y en respuesta a preguntas de la oposición, César Fernández de Landa ha corregido uno a uno los datos erróneos apuntados en nota de prensa por la organización internacional.

En ese sentido ha recordado que en Vitoria-Gasteiz “de la fracción resto (contenedor gris), la planta de TMB de Vitoria es capaz de separar anualmente 422 toneladas de materiales reciclables (en torno al 7% de las entradas), materiales que son enviados a recicladores finales y por los que Ecoembes y Ecovidrio compensan económicamente al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Sólo este dato ya pone en duda todo el estudio económico realizado asociado a Vitoria-Gasteiz. Los datos económicos, en Vitoria, en el 2019 por la recogida de papel cartón y vidrio, lejos de los 11.2 millones de coste que afirma Greenpeace, ofrecen un superávit de 51.235 euros”.

 Sanción a Greenpeace por empapelar contenedores

El concejal de Planificación y Gestión Ambiental ha explicado además “que el Ayuntamiento ha multado recientemente a Greenpeace por incumplir la ordenanza de limpieza en su artículo 148. La cartelería que incumple la ordenanza será penalizada, sea quien sea el infractor y sean cuales sean los mensajes”.


Compartir

2 Comentarios

  1. ¿Y Greenpeace no tiene nada que decirle al Ayuntamiento como autor de la tala de cientos de árboles…? .
    Y sobre el proyecto faraónico del BEI…, ¿no tienen nada que denunciar?.

Dejar respuesta