La Diputación Foral de Álava

La Hacienda de Álava tiene previsto devolver de media 961 euros a los contribuyentes en la campaña del IRPF que comienza el próximo 7 de abril y en la que calcula desembolsar un total de 110,2 millones de euros y recaudar 98 millones.

La diputada de Hacienda, Finanzas y Presupuestos de Álava, Itziar Gonzalo, ha presentado este miércoles una campaña en la que se prevé un saldo negativo de casi 12,3 millones y una devolución media de 961 euros y un ingreso medio de 1.654 euros. En total se prevé tramitar 184.000 declaraciones: 115.965 a devolver y 59.247 a pagar.

A partir del 7 de abril la Diputación empezará a remitir 132.860 declaraciones confeccionadas a los domicilios de los contribuyentes, que desde ese mismo día y hasta el 9 de julio podrán confirmarlas introduciendo en la web foral su DNI y el importe o bien modificarlas.

Este año se incorpora a 16.747 contribuyentes más a esta modalidad, el colectivo formado por las personas que viven de alquiler y por sus arrendatarios. De esta manera «Rentafácil» llegará al 72 % de los alaveses.

Como en campañas anteriores la Hacienda abonará el importe correspondiente de las declaraciones negativas en un plazo de 48 horas después de su aceptación, mientras que para pagar hay dos opciones: un pago único el 20 de julio o fraccionarlo en dos y abonar el 60 % ese día y el 40 % restante el 10 de noviembre.

En esta modalidad, la Diputación espera devolver 68,5 millones de euros, con una media de 835 euros por contribuyente, e ingresar 35,8 millones, con una media de 844 euros.

Como novedad este año no se remitirá a domicilio la propuesta de declaración íntegra, sino que se comunicará el sentido de la declaración (a pagar o devolver) y el importe para «mejorar la protección de datos».

De esta manera quien desee recibir la información completa puede consultarla online con la clave de identificación digital «B@K» o pedir tanto mediante la web como en el teléfono 900 111 202 que se la envíen a su casa.

La modalidad online arrancará por su parte el 7 de abril y se prolongará hasta el 16 de julio. La diputada ha asegurado que Hacienda ha «redoblado el esfuerzo por la digitalización» y ha animado a usar este sistema que es «fácil, intuitivo, rápido y seguro».

Ha explicado en este sentido que solo hay que descargar la aplicación correspondiente, que al usar el «B@K» o DNI electrónico vuelca los datos del usuarios, que solo debe rellenar aquellos que falten.

En la modalidad «Rent@raba», en la que los contribuyentes confeccionan sus declaraciones en entidades colaboradoras o en las oficinas de Hacienda -donde serán atendidos «con las máximas medidas de seguridad»- los plazos varían. En gestorías van del 19 de abril al 16 de julio, y en las oficinas forales del 12 al 16 de los citados meses. EFE


Compartir

Dejar respuesta