La Audiencia de Álava ha condenado a cinco y dos años de prisión, aunque ha suspendido las penas, a dos acusados que tenían un depósito de armas en Amurrio (Álava).

En la operación policial, en el 2020, se arrestó a tres personas acusadas de integrar un grupo dedicado al tráfico de drogas y a la tenencia ilícita de armas. Los agentes se incautaron de 25 armas de fuego y diversas cantidades de cocaína y hachís.

Uno de los tres detenidos ha fallecido recientemente, así que el juicio de este miércoles se ha celebrado solo contra los otros dos.

Ha habido acuerdo entre las fiscalías y las defensas, de manera que la vista ha sido rápida y el tribunal ha dictado sentencia firme.

A uno de los dos acusados se le ha condenado a tres años de prisión por tener un depósito de armas prohibidas, más otros dos años por un delito contra la salud pública, es decir, tráfico de drogas, más una multa de 25.099 euros.

Se le ha aplicado el agravante de reincidencia en tenencia de armas y la atenuante de drogadicción.

Aunque ha acumulado cinco años de condena, la pena ha sido suspendida porque ya pasó un año y 10 meses en prisión preventiva, está en tratamiento de su drogadicción con evolución favorable, ha buscado trabajo y tiene familia.

El tribunal ha aceptado la suspensión de la pena acordada por las partes, aunque ha advertido al condenado de que se «libre de la mística de las armas».

El segundo condenado lo ha sido a dos años por el delito de depósito de armas. También se le ha suspendido la condena, al ser su primer delito y tener arraigo laboral y social. EFE

 

PREVIA:

La Audiencia de Álava juzgará este miércoles y el jueves a tres personas que fueron arrestadas en 2020 acusadas de integrar un grupo criminal dedicado al tráfico de drogas y a la tenencia ilícita de armas, para los que la Fiscalía pide un total de 29 años de prisión.

La operación policial, de la Ertzaintza, se llevó a cabo en Ugao-Miraballes (Bizkaia) y Amurrio (Álava) en julio del 2020. En ella los agentes se incautaron de 25 armas de fuego, entre cortas y largas, y diversas cantidades de cocaína y hachís.

La Fiscalía, en el escrito al que ha tenido acceso EFE, pide para los tres acusados sendas penas de 10, 7 y 6 años por tener un depósito de armas prohibidas y armas de guerra.

Además, para el tercero pide otros seis años por tráfico de drogas. Este acusado también guardaba armas en su domicilio, que le habían sido entregadas por el primero de los acusados a cambio de drogas.

A este tercer acusado se le incautaron en su domicilio 235 gramos de cocaína, 1.700 gramos de resina de cannabis y 270 de cannabis, razón por la que se le piden los citados seis años adicionales y la pena de multa de 75.299 euros, el triple del valor de la droga, que eran 25.009 euros.

El grupo utilizaba como ‘zulo’ un coche Hyundai estacionado en un garaje comunitario de Amurrio, donde guardaban drogas y armas. El vehículo estaba cubierto de polvo lo que servía a los arrestados para saber si alguien ajeno al clan lo había manipulado. El resto de los efectos se hallaban en una vivienda de Ugao-Miraballes.

Entre las diversas armas que se ocuparon figuraban rifles militares, subfusiles de asalto, varias pistolas y un revólver. En total 25 armas, entre cortas y largas, en uso e inutilizadas, y diversa munición y pólvora. EFE



Dejar respuesta