Denuncian la pérdida de 800 empleos en Mercedes Vitoria

1
Fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria-Gasteiz
ETL – Febrero
entreseccion_noticia

(EFE)- Representantes del sindicato UGT han denunciado este lunes la pérdida de 800 puestos de trabajo en la planta que Mercedes Benz tiene en Vitoria en el último semestre de 2018 debido a la crisis del diésel, que ha provocado la caída de pedidos por la incertidumbre sobre este combustible.


El responsable de UGT para el sector de la automoción en el País Vasco, Koldo Jokin Sánchez, y el secretario general de la sección sindical de UGT en la planta de Mercedes, José Ignacio Andrés, han dado a conocer estas cifras en una comparecencia en la comisión de Desarrollo Económico y Equilibrio Territorial de las Juntas Generales de Álava.

En este encuentro los sindicalistas han abogado por crear una mesa de negociación nacional que reúna a la patronal, los sindicatos y el Gobierno para analizar qué medidas se pueden implementar para reducir las emisiones contaminantes y configurar una legislación para la transición energética “que no genere trastornos laborales”, así como un “plan Prever” de renovación del parque automovilístico.

De esta manera se acabaría con la situación de incertidumbre que vive en estos momentos el sector de la automoción, ya que Sánchez ha mostrado sus dudas sobre si el enfoque actual “es el correcto” al centrarse “sólo en los vehículos a motor”, y en concreto los coches diésel, ya que las emisiones “dependen más del modelo que de las motorizaciones”.

El sindicalista ha puesto ejemplos de vehículos de gasolina que generan más emisiones que otros con motor diésel de mayor tamaño, por lo que ha lamentado la “desmedida” persecución que sufre el diésel por parte de la sociedad y la legislación, y que ha supuesto una caída en las ventas que ha lastrado a todas las plantas de fabricación de automóviles en España y Europa.

“Tenemos dudas de que se esté legislando con el enfoque correcto para atajar los problemas de contaminación”, ha agregado, al tiempo que ha alertado de su impacto en el empleo, con una previsión a futuro de pérdida de 1 de cada 4 puestos de trabajo, algo que ocurrirá sobre todo en Alemania y Francia, pero que Sánchez cree que se podría producir también España.

En el caso alavés, donde el referente es Mercedes Benz con una plantilla que ronda las 5.000 personas, la “crisis del diésel” ha hecho “que se pierdan más de 800 puestos de trabajo en la fábrica”, y si se aplica la proporción de 1 de cada 4 en los próximos años en Álava “peligrarían más de 5.000 puestos entre directos e indirectos”.

Para 2018 las previsiones de crecimiento de Mercedes eran de cerca de 163.000 furgonetas, así como la creación de 1.500 contratos indefinidos, “pero se han visto afectadas por la incertidumbre generada en el mercado y las políticas medioambientales de Europa, que en el último semestre paralizó el tercer turno y suprimió 168 horas por cada jornada”, ha alertado, por su parte, Andrés.

De cara a este año “en enero han avisado ya en varias ocasiones para suspender jornadas”, y que se concretarán con nuevos paros para finales de febrero. EFE

Compartir

1 Comentario

  1. Buena parte de la culpa la tiene el gobierno del PSOE con Sanchez a la cabeza, por la subida de impuestos al gasoil y la prohibición futura de los diesel. Un poco hipócritas estos de UGT.

Dejar respuesta