Correos

Representantes de los sindicatos CCOO y UGT han denunciado en Vitoria «el desmantelamiento» del servicio público postal de Correos y han exigido su inclusión en la agenda de recuperación, transformación y resiliencia del Gobierno de España.

Miembros de ambas centrales se han concentrado ante la Delegación del Gobierno para exigir el cese de las «políticas de desguace» llevadas a cabo en Correos y reclamar un modelo sostenible, eficaz y moderno para el servicio postal público.

Los concentrados han criticado «la nefasta gestión» llevada a cabo por el actual presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, que ha llevado a la empresa a una previsión de pérdidas económicas de hasta «634 millones de euros para 2023» y ha cambiado el modelo de servicio público postal a «un modelo logístico al servicio del mercado».

En este sentido, han denunciado que Correos está externalizando servicios rentables para la compañía y «malvendiendo su patrimonio inmobiliario» al trasvasar actividades de la matriz a su filial Correos Express.

Han explicado que Correos está recortando empleo en Álava con 3.000 trabajadores menos anuales y un 36 % de temporalidad. Además ha aumentado la precariedad en la contratación a tiempo parcial, que representa ya un 25 % de empleo y alcanza el 75 % de los nuevos contratos en la red de oficinas y el 50 % en los centros de clasificación y tratamiento postal de Júndiz.

Además, han censurado el cierre de centros de trabajo, oficinas y supresión de puestos de reparto rural, lo que a su juicio reduce la capacidad vertebradora de Correos a lo largo de todo el territorio.

Han criticado también «el tijeretazo» en la financiación pública que ha sufrido Correos, con un presupuesto de 128 millones de euros, casi 100 millones menos de lo acordado inicialmente en la Comisión Mixta de Fomento, y que dejan al servicio público en una posición de «extrema debilidad».

CCOO y UGT han pedido por ello al Gobierno que incluya a Correos dentro de los fondos europeos como «servicio esencial para la ciudadanía» y se considere su carácter estratégico dentro del proyecto de transformación del país.

Los sindicatos han anunciado que continuarán con las movilizaciones en toda España hasta finales del próximo mes de junio con concentraciones provinciales y autonómicas en las que no descartan acudir a paros parciales y convocatorias de huelgas generales. EFE


Compartir

Dejar respuesta