El uso de cubiertas vegetales que crecen de manera natural reduce en más de un 60 % la erosión respecto al laboreo tradicional en viñedos ubicados en pendiente en Rioja Alavesa, según un estudio del instituto vasco de investigaciones agrarias Neiker.

Fuentes de esta entidad han informado de que la investigación se desarrolla dentro del proyecto Montclima, que cuenta con financiación europea para analizar prácticas de manejo sostenible en la lucha por los efectos del cambio climático en las zonas de montaña.

Rioja Alavesa tiene más de 5.000 hectáreas de viñedo con pendientes superiores al 10 % y, por tanto, con un alto riesgo de erosión.

El estudio de Neiker, desarrollado con Bodegas Maisulan de Elvillar (Álava), evidencia que el uso de cubiertas vegetales evitaría la erosión de 2,5 toneladas por hectárea de tierra, frente a las casi 4 toneladas que se erosionan mediante el manejo con laboreo tradicional. EFE



Dejar respuesta