perro mordisco peligroso pijama
foto ajena a la información

La protectora de animales Apasos considera que se está produciendo «maltrato» en la perrera municipal al no poder efectuar su trabajo, a pesar de tener convenio en vigor con la Administración, mientras el Ayuntamiento de Vitoria lo niega y ha presentado una denuncia por «calumnias» contra esta asociación.

Este cruce de acusaciones entre el consistorio y la protectora de animales que tiene su origen en las denuncias que presentaron siete voluntarias de la perrera municipal por abuso sexual y laboral contra uno de los trabajadores municipales.

La presidenta de Apasos, Nuria Pérez-Cárcamo, ha señalado en una rueda de prensa que las denuncias por abusos sexuales en la perrera municipal que investiga la Justicia han derivado en una situación de «desamparo de los animales» al no permitir el Ayuntamiento el trabajo de la protectora, a la que se le impide dar a los animales la atención que precisan y realizar procesos de acogida y adopción.

Pérez-Cárcamo ha señalado que el Ayuntamiento «castiga» a la protectora al prohibirle la entrada a la zona de la perrera en la que están los animales recién llegados y enfermos tras interponer las denuncias por abuso sexual y laboral.

Apasos ha expuesto diversos casos de animales en condiciones físicas muy delicadas a los que no se les permite salir a una casa de acogida, así como falta de atención veterinaria en otros casos de animales enfermos a los que «no se les atiende con la urgencia requerida», fruto de que la protectora no puede realizar su trabajo.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha calificado posteriormente estas acusaciones de maltrato animal de «claramente falsas» a tenor de los informes del equipo técnico de la perrera y de los servicios jurídicos del ayuntamiento.

Ante ello, el consistorio vitoriano ha presentado una denuncia por «calumnias» contra la asociación animalista, ya que según el Urtaran, la acusación estaba acompañada de «una amenaza y chantaje» que el ayuntamiento no va a tolerar.

Fuentes municipales han indicado a EFE que las restricciones de acceso a la protectora a determinadas zonas de la perrera vienen determinadas por «criterios sanitarios y de seguridad» originados por la covid-19, especialmente en los espacios donde están los animales bajo observación sanitaria.

Entre tanto continúan investigándose las denuncias por abusos sexuales contra el trabajador municipal, quien «está actualmente en prisión» acusado de agresión sexual a una voluntaria de Apasos.

La protectora de animales ha denunciado también a los dos exdirigentes de Apasos por «no actuar ante los abusos y vejaciones», a tres funcionarios municipales «por no auxiliar» a las presuntas víctimas y han explicado que el concejal de Recursos Humanos, Iñaki Guturbai, declarará «como investigado por prevaricación» el 9 de junio, lo que da idea, a su juicio, de «la gravedad y veracidad de las denuncias».

Apasos considera que la denuncia por calumnias del consistorio «busca desviar la atención» ante el hecho de que «uno de los máximos responsables políticos del ayuntamiento está acusado de hacer la vista gorda en un asunto de abusos sexuales en instalaciones municipales».

Urtaran ha defendido la actuación municipal ante las denuncias de acoso sexual al tomar «medidas de forma inmediata», apartando de forma cautelar al acusado, que lleva prácticamente un año apartado del ayuntamiento.

En este sentido, el alcalde de Vitoria ha asegurado que el gobierno municipal actuó en el momento que dispuso de la información sobre los posibles abusos sexuales y ha destacado su «absoluta sensibilidad con estos temas».

«No voy a tolerar que se ponga en duda al equipo de gobierno. No es justo, no se lo merecen y no es cierto», ha añadido Urtaran para defender la «absoluta diligencia» con la que actuaron el concejal de Recursos Humanos, Iñaki Guturbai, y la concejala de Salud, Livia López. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. Jajaja! Que no va a tolerar que se ponga en duda el equipo de gobierno dice… que cachondo…
    Nunca he visto la ciudad en un estado tan lamentable.

  2. Deberían manda una inspección a la perrera .He visto desde dentro como tratan a los animales ,esos dos ‘ trabajadores’ no deberían estar allí. En cuanto al ayuntamiento ,sabe lo que pasa dentro, porque vio los vídeos .No hay derecho al trato que dan a los animales
    No estoy de acuerdo tampoco con Apasos .
    ,Pero lo que pasa dentro debería saberse

Dejar respuesta