(EFE).- La Audiencia Provincial de Álava ha condenado a un hombre a 6 años y un día de cárcel y al pago de una multa de 1,8 millones de euros por traficar con 10,1 kilos de heroína y anfetaminas valorados en 460.888 euros que fueron hallados ocultos en el vehículo que conducía por Gamarra.

El hombre, con pasaporte holandés, fue interceptado a primeras horas del 10 de noviembre de 2014 en esa localidad alavesa por agentes de la Policía Local y de la Ertzaintza que le habían seguido en coches camuflados desde que horas antes hubiera cruzado la frontera procedente de Francia.

En la furgoneta que conducía se encontraron ocultos un total 19 paquetes con 10,1 kilos de heroína y anfetaminas, que según declara probado la Audiencia Provincial de Álava, el hombre iba a destinar al «consumo de terceras personas» con el objetivo de conseguir un «ilícito beneficio económico».

La droga hubiera alcanzado en el mercado ilícito un valor de 460.888 euros, según la resolución a la que ha tenido acceso Efe.

La Fiscalía pedía 9 años de cárcel y una multa de 1,8 millones, pero durante el juicio celebrado el pasado octubre rebajó la solicitud de pena a 6 años y un día que fue aceptada por el acusado, por lo que se logró un acuerdo de conformidad.

El hombre ha sido condenado como autor de un delito contra la salud pública con la agravante de notoria importancia y la Audiencia Provincial le impone además de la pena de cárcel una multa de 1,8 millones y el pago de las costas.

Contra esta resolución no cabe recurso. EFE



Dejar respuesta