El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha valorado el acuerdo unánime de los partidos vascos para desconvocar las elecciones del 5 de abril porque ello contribuye a «reducir el nivel de inquietud y de angustia social» que se está viviendo por la crisis del coronavirus.

Urkullu ha comparecido de forma telemática después de mantener una reunión con los partidos con representación parlamentaria en la que han decidido aplazar sin fecha las elecciones autonómicas porque la pandemia del coronavirus no permite que se celebren «con las debidas garantías, tanto para la salud pública como para el ejercicio del derecho de sufragio».

El lehendakari ha explicado que el decreto será publicado antes de la medianoche del jueves al viernes, cuando estaba previsto el inicio de la campaña, una vez oído el Consejo del Gobierno Vasco en su reunión de este martes.

Este martes se reúne la Junta Electoral del País Vasco para contrastar este decreto, que también va a ser remitido a la Diputación Permanente del Parlamento Vasco. Preguntado si la Junta Electoral podría no avalarlos, ha pedido que no se adelanten acontecimientos.

Ha explicado que «las exigencias de los principios de libre expresión de la soberanía popular, igualdad, pluralismo, transparencia y objetividad hacen imprescindible que se garantice a la ciudadanía y a los partidos el ejercicio del derecho de sufragio en igualdad de condiciones y oportunidades».

Tras reiterar la «imposibilidad» de realizar, «en condiciones mínimas razonables, la campaña electoral y la celebración de la votación en las fechas previstas», Urkullu ha anunciado que los comicios se celebrarán «tan pronto como la mitigación de la situación de emergencia sanitaria lo permita».

En este sentido, ha dicho que anunciará una nueva fecha «inmediatamente» después de desactivarse la Declaración de Emergencia Sanitaria y ha aclarado que no hay una decisión en torno a si la futura campaña electoral será más reducida que una habitual o si se acortarán las fechas desde la convocatoria y la celebración de los comicios.

Ha explicado que esta decisión se ha basado en un informe jurídico-sanitario que, al igual que el acuerdo adoptado entre los partidos, ha compartido con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que también ha anunciado este lunes la desconvocatoria de las elecciones en esa comunidad previstas para la misma fecha.

El lehendakari ha agradecido «profundamente la altura de miras y el tono constructivo de todos los partidos», así como su predisposición a «favorecer un punto de encuentro para encontrar una salida razonable a una situación de inédita excepcionalidad».

«Estos días estamos asistiendo a múltiples muestras de civismo de la ciudadanía y de los sectores profesionales que están dando lo mejor de sí para hacer frente a esta pandemia» y este acuerdo entre los partidos es, a su juicio, una «muestra más de madurez y compromiso. Una aportación más, en este caso política, para enfrentar juntos esta batalla».

Ha considerado que esta unanimidad emite un «mensaje de unidad, seguridad y tranquilidad a la sociedad» porque demuestra que están «unidos en lo importante» que, en estos momentos, es hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Por último, ha dicho que no le consta que ningún miembro del Gobierno Vasco esté infectado por el COVID-19 ni que haya un despliegue de efectivos de las Fuerzas Armadas en la comunidad autónoma para apoyar las actuaciones de lucha contra la pandemia. EFE


Compartir

Dejar respuesta