El Comité de Bosch en Vitoria pide una reunión con la consejera Tapia

0
logo bosch vitoria
Wikimedia Commons
entreseccion_noticia

(EFE).- El comité de empresa de la planta de BSH de Vitoria va a pedir una reunión a la consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, para solicitar al Gobierno Vasco que «vigile» el proceso de venta de la factoría en la que trabajan 275 personas.

Esta compañía, centrada en la fabricación de planchas, ha comunicado a los sindicatos que va a tratar de vender la fábrica por una «decisión estratégica» en la que renuncia al negocio de planchado.

El portavoz del comité, Fernando Mendiola, ha asegurado a Efe que esta decisión es un «auténtico despropósito», que se ve agravado por el hecho de que la dirección haya comunicado su intención antes a los medios de comunicación que a los representantes de los trabajadores.

Esta forma de actuar, para el comité, revela «falta de transparencia» y le hace dudar de las «verdaderas intenciones» de la empresa que, no obstante, según Mendiola, ya ha pedido perdón a las centrales por su forma de proceder.

El comité ha emplazado a las instituciones vascas a «vigilar» esta venta, ya que teme que la empresa «destruya el empleo existente en la factoría» y los puestos de trabajo indirectos que genera en Álava.

En este sentido, Mendiola ha explicado que esta semana el comité pedirá por escrito un encuentro a Tapia para que su Departamento vele por que la venta garantice que el proyecto que resulte del traspaso sea «sólido, riguroso y garantice el futuro de la compañía».

«La planta tiene futuro, pero los posibles compradores estarían en la competencia, lo que hace que la incertidumbre que planea sobre la planta sea terrible», ha alertado, al recordar otras situaciones similares, como la relacionada con la venta de Arcelor de Zumárraga (Gipuzkoa) a una multinacional.

Mendiola ha asegurado que la dirección ha trasladado al comité que, aunque renuncia a las planchas como producto estratégico, no permitirá que «fondos buitres» se hagan con la planta.

Además de con Tapia, el comité estudia acudir a otras instituciones alavesas, como la Diputación o el Ayuntamiento de Vitoria. Por el momento, no contempla movilizaciones, aunque tampoco las descarta, en función de cómo se desarrolle el proceso emprendido por los propietarios.

Esta planta, situada en el polígono industrial de Ali Gobeo de Vitoria desde hace 40 años, se dedica a la fabricación de planchas de vapor y de estaciones de planchado con un volumen anual de fabricación de más de casi 1,4 millones de unidades.

El comité señala que actualmente tiene una plantilla de 275 personas, y que también cuenta con 60 empleados eventuales para atender picos de producción. Es la única que queda de la antigua UFESA, que la multinacional BSH (Bosch Electrodomésticos) adquirió en el año 1998.

Las centrales reclaman que el proceso de venta garantice que se conserve el empleo actual y que se mantengan las condiciones económicas y sociales de la plantilla. EFE

Dejar respuesta