paro y empleo en Álava

La tasa de paro en Euskadi bajó en el tercer trimestre 0,8 puntos porcentuales respecto a los tres meses anteriores y se situó en el 10 % y en ese período el número de desempleados fue de 101.800, 8.600 menos.

Estos datos de la Encuesta de Población en Relación con la actividad (PRA) que ha publicado este miércoles el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), reflejan un cambio de tendencia positivo en relación al empleo en Euskadi.

Si en el primer trimestre del año el efecto de la pandemia de la covid-19 provocó un empeoramiento del mercado laboral al situarse la tasa de paro en el 9,9 %, superior al 9,5 % de finales de 2019, en el segundo trimestre se elevó hasta el 10,8 %.

Estos datos son mejores que las previsiones que estima el Gobierno Vasco para todo el año 2020, que indican una subida de la tasa de paro hasta el 11,2 % y que cerca de 30.000 ciudadanos perderán su empleo.

Sin embargo, pese al descenso trimestral de esa tasa de paro, el Eustat precisa que hay que tener en cuenta el factor de los trabajadores que están en ERTE ya que el 98,6 % de ellos son considerados ocupados por tener previsto reincorporarse a sus empleos en menos de 3 meses o por seguir cobrando más del 50 % de su salario.

Además, se observa un incremento importante en el número de personas inactivas que no buscan empleo, 7.200 más, y un aumento entre los que dicen buscar empleo pero no están disponibles para trabajar (5.600 más) y entre los que ni están disponibles ni hacen gestiones de búsqueda activa de empleo (2.500 más).

En el tercer trimestre 916.300 personas estaban ocupadas en la comunidad autónoma, 3.100 más en comparación al trimestre anterior (+0,3 %) y la tasa de actividad fue del 54,5 %, 0,4 puntos menos.

La ocupación aumentó sobre todo en el sector servicios, en 3.700 personas, mientras que en la industria subió en 100, en la construcción se mantuvo estable y en el sector primario decreció en 900.

En el caso de los hombres la tasa de paro fue inferior a la media en el tercer trimestre, del 9,6 % frente al 10,9 % de los tres meses anteriores, mientras que la de las mujeres estaba en el 10,4 %, 0,2 puntos porcentuales menos.

Esta tasa fue especialmente elevada entre la población de entre 16 y 24 años, concretamente del 28,6 % (27,2 % en el segundo trimestre), mientras que en la franja de edad de 25 a 44 años fue del 11,3 % (12,8 % en los tres meses precedentes) y en la de 45 años en adelante del 7 %, frente al 7,5 % anterior.

En cuanto a la nacionalidad, la cifra de población parada decreció entre los españoles en 4.600 personas y en 4.100 en el caso de los extranjeros.

Por territorios, es en Gipuzkoa donde más bajó el paro, con 6.100 desempleados menos y una tasa del 6,9 %, 1,7 puntos porcentuales menos y muy por debajo de la media de la comunidad.

En Bizkaia disminuyó el paro en 2.500 personas y la tasa bajó en 0,5 porcentuales hasta situarse en el 11,4 %, mientras que en Álava fue del 11,7 %, 0,1 puntos menos, con 100 parados menos.

Otro dato relevante es que decrece en 1.200 el número de hogares con todas las personas activas en paro aunque en esta situación siguen estando 31.700 familias.

De los 899.300 hogares que había entre julio y septiembre, una tercera parte no tiene ninguna persona activa y en casi seis de cada diez todos los que pueden trabajar están ocupados, lo que supone 4.300 familias más que en el trimestre anterior.

El Eustat también publica algún dato comparativo con el tercer trimestre de 2019 que refleja un aumento de la tasa de paro del 9,4 % al 10 % y un descenso del 4,4 % en el número de ocupados. EFE


Compartir

Dejar respuesta