Carta a la ministra por una ertzaina con cáncer en Vitoria
foto ajena a la información

El Sindicato Profesional de la Ertzaintza (SiPE) ha enviado una carta a la ministra de Igualdad, Irene Montero, para solicitarle «una mediación para que cesen los acosos y el trato injusto a varias ertzainas». Una de ellas en Vitoria y con cáncer.

Esa organización sindical ha recordado que anteriormente ya solicitó el amparo al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco para que intercediera y tomara «las medidas oportunas ante los casos de acoso laboral a varias mujeres desde hace meses».

CANCER DE MAMA EN VITORIA

Otro de los motivos que ha llevado al SiPE a solicitar el amparo a la ministra de Igualdad ha sido la situación de una ertzaina de la comisaría de Vitoria que padece un cáncer de mama.

Y ha visto denegada reiteradamente su solicitud de finalización de la reducción de jornada por cuidado de menores hasta que no se incorpore a su puesto de trabajo.

De esa manera, expone SiPE, se le obliga a incorporarse a su puesto de trabajo para poder anular esa reducción de jornada.

DOS MUJERES MÁS

En su escrito, SiPE expone que dos mujeres agentes «vienen sufriendo una situación continuada de acoso en el ámbito laboral desde que una de ellas decidió poner fin a la relación sentimental que mantenía con un compañero de la Ertzaintza, actual jefe de patrullas del Grupo 2 de la comisaría de Hernani, en el que estas dos agentes prestan sus servicios».

Ambas mujeres, según el sindicato, «se han visto doblemente victimizadas por la dejadez de funciones del jefe del Servicio del Grupo 2, que no ha procedido a llevar a cabo ninguna actuación al respecto».

Además, ha denunciado que el jefe de la unidad «amenazó a las víctimas con la apertura de un expediente disciplinario si estas persistían en su denuncia de acoso laboral».

Esa situación ha obligado a las denunciantes a pedir un cambio de grupo a pesar de verse así perjudicadas en su trabajo. EFE


Compartir

3 Comentarios

  1. «Dos mujeres agentes vienen sufriendo una situación continuada de acoso en el ámbito laboral desde que una de ellas decidió poner fin a la relación sentimental que mantenía con un compañero de la Ertzaintza, actual jefe de patrullas del Grupo 2 de la comisaría de Hernani», Vaya temazo para una serie en la etb, según modelo copia cutre de programas casposos de teleteta, de esos que dan en la televasca cuando no dan pelis antieta. Y para intercalar entre la serie antimitosvascos que vende mitosespañoles un presunto historiador y el parte meteorológico de la zona marcada con una mancha que recuerda lo que fue euskalherria y que vende una meteoróloga surfista. Y que naturalmente, contaría con la presentación de un tal patxi, que todavía tiene alguna hora libre en la parrilla de la etb2.

  2. Como estas mujeres estamos muchas y no creo que la ministra Montero vaya a solucionar a nada. La vida laboral de una mujer se presenta como se presenta, nadie sabe cuáles son las circunstancias que se te pueden presentar en la vida, me imagino que también habrá hombres en situaciones complicadas. Si hemos llegado a estas situaciones habrá que pensar si como sociedad en algo nos hemos equivocado, el acoso en el sector publico es una práctica bastante común, no es nada nuevo, los expedientes disciplinarios como práctica abusiva también existe. Pero esto ocurre por desidia, falta de empatía, mirar para otro lado….todos los miembros de una corporación, ya sea privada o publica son responsables de lo que ocurre en el entorno laboral, y desgraciadamente hay mucha gente en la pública que mira hacia otro lado, hemos inventado una sociedad pasiva ante el acoso y ni la Montero, ni los sindicatos, ni las asociaciones van a hacer nada, porque ni desde abajo se hace nada.

Dejar respuesta