El jugador del Deportivo Alavés ha vuelto este miércoles a los entrenamientos con el club vitoriano tras permanecer aislado en su domicilio durante 28 días al resultar positivo en coronavirus.

El extremeño se ha ejercitado en solitario en el gimnasio con la intención de coger el ritmo y poder reunirse con sus compañeros de cara al próximo partido ante la Real Sociedad en Mendizorroza.

Por otro lado, el lesionado Pere Pons y el aislado por Covid-19 Manu García han sido las únicas bajas en una sesión que ha contado con jugadores del filial como Sergi, Adrián Rodríguez, Pepe Blanco y Jesús Owono.

Los alavesistas continuarán los entrenamientos el jueves por la mañana en Ibaia. EFE


Compartir

Dejar respuesta