[spb_column width=»1/3″ el_position=»first»] [spb_single_image image=»2430″ image_size=»full» frame=»noframe» intro_animation=»fade-from-left» full_width=»no» lightbox=»yes» link_target=»_self» width=»1/1″ el_position=»first last»] [spb_text_block pb_margin_bottom=»no» pb_border_bottom=»no» width=»1/1″ el_position=»first last»]

Baskonia 89-70 Olympiacos

[/spb_text_block] [/spb_column] [spb_text_block pb_margin_bottom=»no» pb_border_bottom=»no» width=»2/3″ el_position=»last»]

Baskonia tenía por delante un encuentro por el que pasaban muchas de sus opciones de conseguir clasificarse para el Top 16 de Euroliga ante el peor rival posible, el Olympiacos de Spanoulis. Además hoy tocaba vivir un momento importante en la historia estadística del club. El punto 25.000 en Euroliga para los vitorianos, el primer equipo del continente que llega a esos guarismos.

El partido a comenzado con mucha intensidad en defensa, con un gran Colton Iverson y con los árbitros permisivos con los contactos pero poca efectividad en ataque. El Buesa Arena presentaba un aspecto mucho mejor que en anteriores compromisos baskonistas. El público ha demostrado además en este primer cuarto  estar con ganas de apoyar al equipo. Así, jaleados por el pabellón, buen acierto  y con cuatro triples, los de Ibon Navarro han acabado el cuarto arriba. (24-17)

El segundo cuarto ha arrancado con una tónica similar, hasta que San Emeterio, ante la ovación de la grada, anotaba el histórico punto 25.000 en la máxima competición europea. Sin que nadie les invitara a la fiesta, los griegos han encontrado sus recursos en ataque ante algunos despistes defensivos de los de Vitoria para apretar el marcador. Pero Baskonia ha sabido aguantar el arreón e irse al descanso 44-37.

En el tercer cuarto, Baskonia ha empezado a divertirse. A base de buenas defensas y correr han llegado las primeras ventajas importantes de los de Vitoria. Los de Ibon han llegado a irse de 20 en el marcador mientras la grada difrutaba como hacía tiempo que no se veía por estos lares. Al final de este cuarto, 16 arriba. (68-52)

En el último acto, primeros minutos de susto con los griegos acercándose a 11 puntos en el luminoso con el público enorme, volcado con los baskonistas en cada acción. Poco a poco Baskonia, liderado por un Heurtel que se consagra como el ídolo de la afición del Buesa, ha frenado el  ímpetu griegos y ha sabido sentenciar el encuentro. Los últimos segundos han sido broncos ante unos griegos con mal perder.  Lo importante, victoria con buen average y reencuentro de la afición con el equipo. (89-70)

[/spb_text_block]


Compartir

Dejar respuesta