Barça y Cazoo Baskonia volverán a verse las caras este viernes en el Palau Blaugrana en la décima jornada de la Euroliga, después de la victoria culé en la Liga Endesa, en los primeros compases del curso.

Los de Sarunas Jasikevicius superaron a los vascos en la competición doméstica en un partido que cambió por completo al descanso a favor de los locales, aunque el choque de aquel momento no servirá mucho como referencia debido a la evolución de los dos equipos.

La primera novedad respecto a aquel duelo es el regreso de Pierrià Henry, que se ha convertido junto a Darius Thompson en un hombre fundamental en el juego baskonista. Incluso los de Joan Peñarroya demostraron que pueden darle otro aire al quinteto cuando están juntos en cancha.

La victoria ante Zalgiris recondujo la dinámica de un Baskonia que sufre más cuando actúa lejos de su feudo, por lo que un triunfo en Barcelona será un espaldarazo ante la situación que viven los vascos, que solo han ganado un partido lejos de Vitoria en Europa, en la primera jornada ante Valencia Basket.

Peñarroya tendrá que hacer un descarte tras recuperar a todos sus jugadores. Steven Enoch no jugó ante el Zalgiris, pero se vistió de corto después de más de seis semanas lesionado y podría debutar en la Euroliga este temporada ante el conjunto catalán, que sigue sin poder contar con Nikola Mirotic, pero que ha recuperado a Kyle Kuric en su línea exterior.

A pesar de la irregularidad mostrada en varias fases, el Barça se mantiene en la zona alta de la Euroliga con un triunfo más que los vitorianos, a pesar de que los baskonistas anotan diez puntos más que los culés por partido.

Sin embargo, los blaugranas han conseguido cerrar su aro en este curso y ser el segundo equipo que menos puntos recibe, al bajar notablemente los porcentajes de tiro de sus rivales.

A pesar de incorporaciones importantes como los checos Jan Vesely y Tomas Satoransky, el exbaskonista argentino Nico Laprovittola sigue siendo el máximo anotador con más de 15 puntos y casi un 47 % de acierto en el lanzamiento de tres puntos. Tanto él como el base checo dominan el ritmo de los partidos y son los verdaderos motores del equipo de Saras Jasikevicius, por lo que se espera una gran batalla en el puesto de base. EFE



Dejar respuesta