El viceconsejero de Salud, José Luis Quintas, ha resaltado el «progresivo descenso» en la incidencia del coronavirus en Euskadi, aunque ha insistido en que las tasas son aún muy altas y en que no se «banalice» la enfermedad, que aún causa dos muertes al día en el País Vasco. 
Además ha destacado que a causa de la movilidad veraniega se han producido brotes de orígenes variados: seis en empresas, dos en udalekus, cuatro de campamentos de otras comunidades, siete en residencias de mayores y dos en bodas.

Quintas y el subdirector de Salud Pública Koldo Cambra han analizado en rueda de prensa la situación epidemiológica que se vive al día de hoy en Euskadi y han subrayado que a pesar de que el descenso de número de casos aún sigue subiendo la cantidad de personas hospitalizadas.

Por esta razón y para evitar la propagación del virus, José Luis Quintas ha hecho un llamamiento a toda la sociedad a mantener las medidas de prevención.

En lo que respecta al plan de vacunación, desde el pasado 27 de diciembre hasta el día de hoy se han inoculado 2.814.895 dosis. Es decir, el 71,9% de la población vasca mayor de 12 años ya ha recibido la pauta completa y casi el 80%, el 78,4% al menos la primera dosis. Esta semana está prevista la llegada 119.940 dosis: 95.940 de Pzifer y 24.000 de Moderna.

José Luis Quintas ha recordado que  aún hay muchas citas libres para vacunarse y ha  animado a toda la sociedad a pedir cita para vacunarse cuanto antes, por la salud de uno mismo y de su entorno.

 



Dejar respuesta