Los alaveses son los vascos más animados a casarse

Las demandas de disolución matrimonial en el primer trimestre del año en Euskadi aumentaron un 1,2 % en términos interanuales, en línea al incremento registrado en el conjunto de 2021 que fue de un 1,1 %.

Entre enero y marzo de este año se han contabilizado en el País Vasco 1.049 demandas de disoluciones matrimoniales, lo que supone una tasa de 48 demandas por cada 100.000 habitantes, según los datos hechos públicos esta semana por el Consejo General del Poder Judicial.

En el primer trimestre solo bajaron en Euskadi en términos interanuales los divorcios consensuados, que fueron 673, un 2,5 % menos que entre enero y marzo del pasado año. Los no consensuados alcanzaron los 343, un 7,5 % más.

En cuanto a las separaciones, las de mutuo acuerdo sumaron 23, un 35,3 % más; y 10 fueron no consensuadas, sin variaciones con respecto al mismo periodo de 2021.

Respecto a las nulidades, en los tres primeros meses de este año no se ha registrado ninguna en Euskadi.

En el conjunto de España, el número total de demandas de disoluciones matrimoniales, nulidades, separaciones y divorcios se ha mantenido en cifras muy similares -apenas un 0,5 % menos- a las registradas hace un año. Así, entre el 1 de enero y el 31 de marzo las demandas de este tipo presentadas en los órganos judiciales ascendieron a 25.261.

El mayor número de demandas de disolución por cada 100.000 habitantes se ha dado en Canarias, con 63,1; Comunidad Valenciana, con 58,2; Murcia, con 57,2; Andalucía, 56,3; Illes Balears, 55,9; Cataluña, 55,1; y Asturias, 54,9.

En todos esos territorios, se ha superado la media nacional, que es de 53,3 demandas de disolución matrimonial por cada 100.000 habitantes. Por el contrario, las tasas más bajas se han dado en Castilla y León, con 41,2 y en Extremadura, con 44,8. EFE



1 Comentario

  1. No es casualidad han aumentado los divorcios con los perros como un problema ahora que son seres sintientes se están alargando los juicios.
    Me parece bien para evitar maltrato, pero tenemos que pensar a donde estamos llevando esta sociedad de vagos que le damos más importancia a tener animales que hijos

    los perros pasarán a ser considerados seres sintientes y, por consiguiente, se les atribuirán sus propios derechos. Según explica la abogada experta en familia del despacho Vestalia Asociados Delia Rodríguez en declaraciones a Hoy por Hoy Madrid, a partir de ahora deberá decidirse la custodia de los mismos, el régimen de visitas e incluso sus gastos de manutención

Dejar respuesta