Los sindicatos vascos han reclamado este miércoles, en el marco del paro global convocado para hoy entre repartidores a domicilios conocidos como «riders», que se dignifiquen las condiciones de trabajo de este colectivo y que se reconozca su relación laboral con las empresas a las que prestan servicio.

Los «riders» en Euskadi también están llamados a secundar el paro promovido en el ámbito internacional por un «movimiento espontáneo» surgido en Argentina, aunque es difícil conocer la incidencia del llamamiento por tratarse de un colectivo en su mayoría integrado por «falsos autónomos» y no sindicalizado, según las centrales.

Es posible que el seguimiento se pueda notar especialmente en la tarde noche de hoy, en la franja horaria entre las 19.00 y las 23.00 horas, ya que las cenas representan «el momento álgido de los pedidos» a las plataformas de envío de comida a domicilio como Glovo o Deliveroo.

Según han explicado a Efe fuentes sindicales, el paro está motivado por un descenso de las tarifas que se pagan a estos trabajadores, un colectivo «extremadamente precario».

1 euro

Este descenso tarifario no se ha aplicado de igual manera según centros o territorios. En Euskadi, por ejemplo, las tarifas se han reducido en Vitoria, donde se ha pasado de pagar dos euros y medio la salida a un euro, han precisado fuentes de ELA.

Este sindicato apoya el paro y las movilizaciones del colectivo y trabaja para organizarlo con el fin de procurar una dignificación de sus condiciones laborales, aunque la tarea presenta dificultades por ser muy disperso y difícil de contactar.

El número de «riders» que operan en Euskadi no se sabe tampoco con exactitud. «Es la pregunta del millón», han indicado fuentes de LAB. Podrían ser más de 500 en Bizkaia y más de 300 en Vitoria, según sus cálculos.

LAB ha reclamado que se reconozca la relación laboral de estos trabajadores con las empresas y ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la falta de medidas de protección adecuadas con las que estos trabajadores desarrollan su trabajo en el actual estado de alarma por la crisis del coronavirus.

También fuentes de CCOO de Euskadi han mostrado su apoyo al paro y las movilizaciones del colectivo y ha pedido que se regularice su situación.

El sindicato intenta acercarse a estos trabajadores, pero entre ellos «hay mucho miedo» porque a veces se destapan situaciones que «pueden ser ilegales» ya que el trabajador puede ser una persona migrante sin permiso de trabajo, han explicado.

Asimismo, UGT, a través de un comunicado, ha mostrado su apoyo a la movilización de los repartidores a nivel mundial.

Según ha señalado, el sindicato ha enviado un requerimiento a las plataformas de envío de comida a domicilio como Glovo, Deliveroo o Ubereats instándoles a que no aprovechen el estado de alarma para modificar las condiciones de trabajo. EFE

Información previa martes: Anuncian huelga de «riders» de Glovo, Deliveroo y UberEats 

Elkarrekin Podemos-IU ha presentado una proposición no de ley para acabar con los abusos, la desprotección y la precariedad laboral que a su juicio sufren los trabajadores del sector del transporte en bicicleta, también conocidos como «riders», pertenecientes a empresas como Glovo y Uber.

La coalición de izquierdas ha pedido este martes en la Mesa del Parlamento Vasco la inclusión de esta iniciativa en el próximo orden día de la Diputación Permanente.

El portavoz adjunto de la coalición Jon Hernández ha explicado que el objetivo es «acabar con la situación de abuso y desprotección en la que se encuentra el personal trabajador, que se ha visto agravada en la actual situación de emergencia sanitaria».

En el texto piden establecer un plan «urgente» para la vigilancia y control de las empresas que hacen transporte de paquetería y de reparto de comida a domicilio, entre ellas las plataformas de la llamada economía colaborativa como Glovo, Deliveroo y UberEats.

Recuerda que los trabajadores de este sector «tienen una gran movilidad y un contacto directo y continuo con la clientela», por lo que están más expuestos al contagio. Por ello se les debe dotar de los recursos necesarios y paralizar la actividad si su seguridad no está garantizada.

Huelga

Elkarrekin Podemos-IU denuncia que durante el estado de alarma esas empresas han bajado «las ya exiguas cantidades que pagaban», lo que ha llevado a los trabajadores a convocar diferentes protestas e incluso una huelga del sector a nivel internacional prevista para mañana miércoles 22 de abril.

En opinión de Hernández, este abuso se da «gracias a la situación de fraude existente porque la relación contractual a la que están obligadas las plantillas es la de autónomos y no la de empleados que les debería corresponder, como ha quedado demostrado en diversas sentencias judiciales».

Por ello pide poner en marcha un plan urgente para vigilar a estas empresas, garantizar la seguridad de los trabajadores frente al coronavirus y poner los mecanismos para convertir en asalariados por cuenta ajena a aquellos trabajadores que actualmente son «obligados» por esas empresas a establecer una relación mercantil como falso autónomo. EFE


Compartir

3 Comentarios

Dejar respuesta