Norte Exprés avisó en febrero lo que podía ocurrir con la declaración de renta en Álava. Una propuesta de actuación que afectaría a muchos mayores, para mal.

La Diputación planificó la nueva campaña con dos novedades: No la mandaba confeccionada a muchos domicilios (solo enviaba aviso inicialmente) y dificultaba el acceso a las oficinas forales para realizarla in situ de manera presencial.

Y por supuesto, tampoco han faltado los bloqueos de los sistemas informáticos. Y la conclusión es que muchos alaveses han tenido que contratar asesores para poder confeccionarla, con el consiguiente gasto económico.

“Está siendo un calvario para muchos alaveses por la complejidad de los procedimientos informáticos, que además no funcionan correctamente en muchas ocasiones”.

Así se ha manifestado la portavoz del PP de Hacienda, Ana Morales que ha explicado que “las medidas planteadas en este ejercicio para avanzar en el deseable proceso de digitalización han resultado ser una chapuza, que han generado numerosos retrasos, graves complicaciones y el colapso del teléfono de consultas de la Diputación”.

Según ha advertido Ana Morales, “los contribuyentes han tenido enormes dificultades para
acceder al borrador completo de su declaración simplificada y una clara imposibilidad
en numerosos casos, pero también se han visto inmersos en un laberinto de claves que
eran muy poco operativas y muchas veces conducían al bloqueo”.

CONTRATAR ASESORÍAS

El PP ha denunciado además “los graves problemas que se han creado para numerosos contribuyentes al haber reducido la atención presencial para confeccionar las declaraciones, lo que perjudica sobre todo a los ciudadanos de mayor edad, que no disponen de medios telemáticos, ni ordenadores, ni conocimientos y habilidades para manejarse en este entorno, lo que ha obligado a muchos alaveses a contratar los servicios de asesorías y gestorías, con el consiguiente desembolso económico”.

Y es que, según el Movimiento de Pensionistas Vasco, el 80% de las personas mayores de
70 años tiene dificultades con las nuevas tecnologías, cuestión que ha sido ignorada
por los responsables forales de la actual campaña de la renta. Por ello, la portavoz del
PP ha denunciado “la escasa sensibilidad de los responsables forales hacia el colectivo
de personas mayores, que se ha visto marginado en esta campaña de la renta por
priorizar los medios telemáticos y con un nefasto funcionamiento de los medios
alternativos diseñados”.

Estas circunstancias han venido unidas al fallo constante y la complejidad de los
programas y sistemas informáticos, por lo que el PP ha lamentado que “la Diputación
Foral alavesa haya perdido el liderazgo en materia tributaria, una de nuestras señas de identidad”.

“Es urgente gestionar mejor el Departamento de Hacienda, que antaño fue pionero en el conjunto de España y de Europa, pero hoy languidece en medio de un caos inexplicable”, ha insistido Morales.

Por todo ello, el Grupo Populares Alaveses ha presentado una iniciativa en las Juntas
Generales de Álava en la que exige a la Diputación Foral de Álava que subsane las
graves deficiencias detectadas en la campaña de renta, de modo que no vuelvan a
repetirse en el próximo ejercicio las situaciones de retraso y caos, tomando las medidas
oportunas para ello, especialmente, aquellas dirigidas a garantizar que los contribuyentes accedan al borrador completo de su declaración simplificada y dispongan de un sistema más ágil y sencillo en todos los procedimientos, incluidos aquellos para generar y utilizar el sistema de claves.

Además, el PP ha instado a la Diputación Foral de Álava a dotar de más medios, en la
próxima campaña de la renta y con las debidas garantías sanitarias, al servicio de
atención presencial para la confección de declaraciones, para facilitar y garantizar la
tramitación y gestión tributaria a las personas mayores y a quienes, por diversos
motivos, tengan dificultades para acceder a medios telemáticos, al objeto de no
discriminar ni perjudicar a ningún contribuyente en el necesario avance hacia la
digitalización.


Compartir

3 Comentarios

  1. Lo que es de traca, es que te manden el resultado de la declaración, si sale a pagar o devolver y la cuantía. Si la aceptas, te envían la declaración, lo que supone un desembolso mayor para las arcas de la diputación.

    ¿No sería mejor, que enviaran el borrador con todos los datos, cada uno lo comprobara y si se está de acuerdo, validar la declaración por las formas que tenemos y no mandar más papeles, dejando el borrador como papel válido? Nos ahorraríamos un sobre, un papel impreso con el resultado de la declaración y el folleto incluido. Que luego no hay dinero para unas cosas y lo desperdiciamos en tonterías.

  2. El trabajo que tendrían que hacer los de la diputacion a la ciudadania, lo emplean en regalar dinero a ONGs tercermundistas etc etc….Y que los ciudadanos (los que les pagamos el sueldo) lo tenemos que gastar en Gestorias.. Menudos jetas están hechos….

Dejar respuesta