(EFE).- El diputado general de Álava, Ramiro González, ha reconocido hoy que «evidentemente» no le gustó la abstención de Cebek en la votación de ayer del empresario alavés Roberto Larrañaga como nuevo presidente de Confebask.

González, en su comparecencia tras al reunión del Consejo de Diputados semanal, se ha referido a esta abstención, basada en las críticas de la patronal vizcaína al procedimiento empleado por la alavesa para dar a conocer su propuesta y los desencuentros anteriores entre ambas direcciones.

El diputado general de Álava ha defendido como «adecuado y competente» para presidir Confebask a Larrañaga, con quien ya ha mantenido un contacto informal y espera tener una reunión próximamente.

Ha mostrado su deseo de que esa abstención de la patronal vizcaína en el nombramiento del presidente de Confebask sea cosa del pasado de las relaciones entre las organizaciones patronales, y que a partir de ahora se abra una nueva fase de entendimiento.

González ha destacado que el propio Larrañaga anunció ayer, tras su nombramiento, que iba a trabajar para «superar las dificultades y desencuentros».

Por otra parte, el diputado general de Álava ha adelantado que tiene la intención de convocar el próximo mes de septiembre la Mesa por el Empleo en este territorio, para lo cual se ha empezado a elaborar una metodología de trabajo y el establecimiento de unos objetivos.



Dejar respuesta