La Diputación Foral de Álava ha incorporado tres bicicletas eléctricas al parque de vehículos que la institución pone a disposición de su personal para los desplazamientos asociados al ejercicio de su trabajo. Estas tres bicicletas eléctricas de la marca alavesa BH están destinadas para el uso del personal en sus desplazamientos de corto recorrido por la ciudad
de Vitoria-Gasteiz.

La diputada foral de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, y Administración Foral, Cristina González, ha anunciado esta iniciativa en el marco de la estrategia puesta en marcha en la pasada legislatura para incorporar de forma progresiva vehículos no contaminantes al parque móvil y fomentar la movilidad sostenible.

“Vamos a seguir renovando nuestra flota con criterios de sostenibilidad ambiental dando prioridad, siempre que sea posible, a los vehículos eléctricos”, ha dicho.

González ha precisado que el parque móvil foral cuenta actualmente con cinco vehículos
movidos total o parcialmente por energía eléctrica –dos vehículos eléctricos puros, un híbrido enchufable y dos híbridos no enchufables-– y ha anunciado que este número crecerá este año a través de los contratos de licitación para la compra de nuevos automóviles.

La previsión es adquirir como mínimo dos nuevos vehículos eléctricos con distintivo ambiental ‘cero emisiones’.

“La renovación va a ser muy progresiva, ya que hay segmentos del mercado como los
todoterrenos, los vehículos de transporte y otros donde la oferta eléctrica es inexistente o muy limitada.

Hay que tener en cuenta además que el mercado eléctrico está todavía en pleno desarrollo y no puede todavía dar respuesta con eficacia y eficiencia a muchas necesidades de servicio y organizativas”, ha explicado.

El progresivo aumento del número de vehículos eléctricos en el parque móvil foral conllevará también un incremento del número de cargadores eléctricos. La Diputación Foral de Álava dispone actualmente de siete cargadores: seis cargadores de 22 kilovatios distribuidos en tres puntos de carga dobles(cuatro de estos cargadores se ubican en el garaje de chóferes y dos en el Parque Foral de Servicios ubicado en el polígono de Ali-Gobeo) y un séptimo de 7 kilovatios situado en el garaje de chóferes.

La ampliación de la red de cargadores exigirá en primer lugar adecuar la instalación eléctrica del aparcamiento del Parque Foral de Servicios y del aparcamiento subterráneo del edificio de Hacienda, para lo cual se invertirá en los próximos meses un total de 46.200 euros. “Una vez que terminen estos trabajos, ya después del verano, instalaremos nuevos cargadores en estos aparcamientos de forma acompasada a la renovación de la flota y la adquisición de nuevos vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables”.

La instalación de los nuevos cargadores conllevará además una inversión complementaria para dotar a los mismos de software para la gestión eficiente de la carga.

Estos nuevos cargadores tendrán una potencia de 7.4 kilovatios, es decir, estarán diseñados para cargar los vehículos durante la noche fuera del horario laboral.

Transporte público y bicicletas

ristina González ha subrayado que esta estrategia de movilidad sostenible se completa con la puesta a disposición del personal foral de bicicletas convencionales y bicicletas eléctricas para desplazamientos laborales de corto recorrido. Las tres bicicletas eléctricas se acaban de incorporar al parque móvil y, en función de su demanda y nivel de uso por parte de los/as trabajadores/as, se estudiará ampliar su número el próximo año.

Por otra parte, con el mismo objetivo, el personal foral tiene a su disposición tarjetas BAT para desplazarse por motivos laborales utilizando los medios de transporte público de Vitoria-Gasteiz y Álava: tranvía y las líneas de Tuvisa y Alavabus.


Compartir

Dejar respuesta