socorristas salvavidas ahogadas ahogamiento
foto ajena a la información

Un total de 12 personas han fallecido ahogadas en espacios acuáticos del País Vasco durante 2019, dos menos que en 2018, según el Informe Nacional de Ahogamientos (INA) que elabora la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

En el conjunto de España a lo largo del pasado año 440 personas fallecieron ahogadas, 67 más que el año anterior (373), un 18 % más, lo que han convertido a 2019 en el segundo que más muertes se han registrado por esta causa en el último lustro en el Estado por detrás de 2017 cuando hubo 481 ahogados.La Comunidad Valenciana con 61 muertes fue la que más muertos por ahogamientos registró el pasado año, seguida de Andalucía con 58, Cataluña (57), Galicia (54), Canarias (49), Castilla y León (28), Islas Baleares (23), Cantabria (22), Murcia (20), Asturias (15), Aragón (13), País Vasco (12), Castilla-La Mancha (9), Extremadura y La Rioja (6 en cada caso), Madrid (4), Navarra (2) y Melilla (1). En Ceuta que no se ha datado ningún fallecimiento por esta causa.

A lo largo de 2019 el 69,1 % de los muertos por ahogamiento tenía 45 o más años, el 79 % eran hombres y el 76 % tenían nacionalidad española.

El 43 % perecieron en una playa y en el 81 % de los casos el lugar carecía de un servicio de vigilancia de socorrismo. El 70,9 % de los fallecimientos se produjeron entre las 10.00 y las 20.00 horas.

Por meses julio fue el que más víctimas mortales se cobró en toda España, con 95, seguido de agosto, con 74 y junio y septiembre con 50 en cada caso.

La presidenta de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo, Isabel García, ha asegurado que el aumento de pérdidas de vidas humanas que se ha producido en 2019 ratifica su análisis de que la disminución de 2018 fue consecuencia del menor uso de los espacios acuáticos motivado por el retraso en el inicio de su uso debido mal tiempo que se prolongó casi hasta el comienzo de verano y no porque se hubieran tomado las medidas que llevan «décadas reclamando».

García ha reiterado que la prevención, la formación y la adopción de decisiones legislativas son las únicas vías para afrontar un problema que ha provocado la muerte de 2.146 personas en cinco años. EFE


Compartir

Dejar respuesta