bizkaiaeus

La Diputación Foral de Bizkaia reabrirá el próximo 25 de abril el acceso al islote de San Juan de Gaztelugatxe una vez que concluyan las obras que ha venido realizando para estabilizar toda la ladera de este Biotopo protegido, después de que se produjera un importante desprendimiento de tierra el 7 de enero del año pasado y se registraran movimientos de terreno de menor calibre en otros puntos.

La conclusión de las obras viene precedida de la activación del sistema de control de acceso a través de la expedición de tickets, que permitirá regular la llegada de visitantes hasta cubrir el cupo de 1.462 personas al día que se ha establecido después de haberse levantado las restricciones de aforo impuestas como consecuencia de la pandemia.

Durante estos quince meses, se han realizado múltiples mejoras en toda la ladera del enclave para evitar nuevos movimientos de tierra tras el desprendimiento en la zona previa al acceso al islote. Estos trabajos se han realizado en las zonas superiores primero para permitir de forma gradual la visita Gaztelugatxe y en una fase posterior se han desarrollado en la zona más afectada por el derrumbe. De forma paralela a las obras, se ha instalado un sistema de medición para monitorizar los movimientos que se pudieran producir en todo el talud del Biotopo, de manera que se analiza de forma constante el terreno para garantizar la seguridad de las personas que se acercan hasta este lugar.

Junto con la reapertura del acceso al islote, la principal novedad en torno a Gaztelugatxe es el establecimiento de un cupo máximo de visitantes diario por encima del vigente hasta el momento, vigente desde ahora mismo. Con la retirada de las restricciones de aforo establecidas por las autoridades sanitarias para frenar la pandemia, el personal técnico de la Diputación Foral de Bizkaia ha establecido una cifra máxima de 1.462 personas, basándose en los informes de Ecoparc, la organización europea que agrupa a instituciones que gestionan áreas protegidas en todo el continente. Este nuevo cupo permitirá un equilibrio entre el interés turístico que despierta Gaztelugatxe y su protección medio ambiental, al tiempo que contribuirá a la seguridad de quienes se acerquen hasta este lugar.



Dejar respuesta