policia cartera robos consejos
foto ajena a la informacion

El Ayuntamiento de Vitoria ha recuperado 2,3 millones de euros correspondientes al fraude fiscal detectado en 2020, de los cuales, casi la mitad, 1 millón, se ha recaudado como consecuencia de la labor de inspección y revisión de tributos.

Significa 9,2 euros por habitante.

Un apartado este último que ha dado lugar a 643 expedientes, entre los que destacan los 412 llevados a cabo en referencia al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ha ofrecido este viernes los datos en la presentación del plan de lucha contra el fraude 2021-2023 que pretende recuperar «casi 6 millones de euros» en los dos próximos años para las arcas municipales mediante el control de los incumplimientos tributarios.

El plan contempla 87 acciones a llevar cabo dentro de cuatro líneas de actuación como el control del cumplimiento de las obligaciones tributarias, la mejora de la eficiencia de los procesos de tramitación fiscal y la colaboración con otras administraciones, especialmente con la Diputación de Álava, para detectar actuaciones fraudulentas y la mejora de los servicio de atención ciudadana.

De los 5,9 millones que el Ayuntamiento pretende recuperar durante los próximos dos años, la gran mayoría, 4,9 millones, provendrían de acciones de control de incumplimientos tributarios donde se llevarán a cabo diferentes medidas de revisión, inspección, comprobación y automatización de los requerimientos de pago para ganar en eficiencia.

La Hacienda vitoriana impulsará la mejora de los procedimientos tributarios y recaudatorios al implementar la automatización de gestiones, la incorporación de nuevos medios electrónicos y la simplificación de determinados procesos.

La lucha contra el fraude fiscal se realizará de manera conjunta con otras administraciones como la Diputación Foral de Álava, entidades financieras, la Jefatura Provincial de Tráfico y el Colegio de Notarios de cara a intercambiar información con fines tributarios.

El plan pretende mejorar los servicios de atención al contribuyente por lo que ampliará la tramitación electrónica y el pago de los impuestos a través de internet.

El plan municipal de lucha contra el fraude 2021-2023 cuenta con una inversión de 700.000 euros a cuatro años para dotarse del software informático necesario en las diferentes acciones de mejora. EFE


Compartir

5 Comentarios

    • Tranquilo que a los que pillan y sancionan son como tú dices a la hostelería, el pequeño comercio, autónomos y demás defraudadores de poca monta. A pobres diablos que se compran un coche y desgravan el IVA por la empresa o casos similares.
      No está mal, el que la hace la paga, pero los casos graves, dónde en realidad se mueve el dinero y los fraudes, esos no pillan a ninguno.

  1. No me creo que en Álava sólo tengan que hacer declaración de patrimonio alrededor de mil contribuyentes , parace que no se lleva un control muy riguroso, en mi opinión se deveria de controlar este tema por parte de Diputación.

Dejar respuesta