Los ayuntamientos vascos deberán reservar espacios para los centros religiosos que se necesiten en cada municipio con el fin de garantizar el derecho a la libertad de culto, con el catolicismo como la principal confesión en Euskadi, seguido de lejos por el Islam, el cristianismo evangélico y la Iglesia ortodoxa.

Todo ello quedará regulado en el proyecto de ley de Lugares, Centros de Culto y Diversidad Religiosa en el País Vasco que presentará para su aprobación la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en el Consejo de Gobierno del próximo martes.

Su objetivo es proteger la convivencia y el derecho a la libertad religiosa de la sociedad vasca y dotar de herramientas legales a las instituciones para gestionar la diversidad religiosa.

También se pretende garantizar la convivencia y el diálogo en igualdad de condiciones de todas las confesiones asentadas en Euskadi, así como el derecho fundamental a la apertura y utilización de centros o lugares de culto.

Para su cumplimiento, los ayuntamientos deberán actualizar sus planes de ordenación urbanística, ya que, «en función de la disponibilidad del suelo», estarán obligados a reservar espacios para los equipamientos de carácter religioso que necesite el municipio, señala el departamento de Igualdad, lo que impedirá a los consistorios actuar de forma discriminatoria o arbitraria.

También se regulará la utilización esporádica de equipamientos y espacios públicos para organizar algún acto religioso puntual y se deja abierta la posibilidad de que los gobiernos locales destinen «lugares, locales o edificios de uso público a fines pluriconfesionales».

Serán los ayuntamientos los encargados de controlar las condiciones técnicas, de seguridad y salud de las personas y la preservación del medio ambiente, pero no tendrán un papel sancionador, ya que este correrá a cargo de los jueces si fuera necesario.

Además, se quiere crear un Consejo Interreligioso vasco de carácter consultivo que ayudará a tomar decisiones sobre el ejercicio de las libertades religiosa y de culto.

Estará formado por representantes del Gobierno Vasco, las tres diputaciones forales, ayuntamientos, iglesias, confesiones y comunidades religiosas y asociaciones ciudadanas, y sus funciones se precisarán mediante un decreto.

Una vez aprobado el proyecto de ley por el Consejo de Gobierno, el documento será remitido al Parlamento Vasco para su tramitación y aprobación final.

El departamento de Artolazabal ha informado asimismo de la elaboración, por primera vez, de un mapa sobre la implantación de las distintas religiones en Euskadi, que ha sido elaborado por Ikuspegi y el Instituto Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto.

RELIGION EN EUSKADI

En él se señala que el catolicismo es la principal confesión, con 1.489.864 fieles; le siguen a una distancia considerable los musulmanes (89.487), los evangélicos (29.326) y los ortodoxos (18.964).

ISLAM EN VITORIA

Aunque la mayoría de los vascos son católicos en los tres territorios, se observa que el islam tiene mayor presencia en Vitoria (14.114) con una decena de mezquitas, por delante de Bilbao (13.131) y sus seis mezquitas, y San Sebastián (5.540) donde no hay ningún templo de esta religión.

EVANGÉLICOS

El territorio de referencia de los evangélicos es Bizkaia. En Bilbao viven 4.095 fieles, en Vitoria, 2.969, y en San Sebastián, 2.885. Tienen unos 120 templos en toda Euskadi, con 35 de ellos en Bilbao y 19 en Vitoria.

No hay ninguna sinagoga, ni tampoco templos hinduistas.

Destacan los cinco templos budistas de San Sebastián, por delante de Bilbao (4) y Vitoria (1).

El mapa también evidencia que la segunda tendencia por detrás de los católicos es no profesar ninguna religión y 515.771 vascos se declaran no creyentes. EFE


Compartir

9 Comentarios

  1. En la mayoría de los países musulmanes, de donde proceden estos nuevos vecinos, no se mira con especial simpatía a nadie que no procese sus creencias y hábitos de vida y mucho menos los municipios allá están obligados a ceder espacios a los cristianos u otras confesiones para sus templos o equipamientos. El buenismo nos está matando a la par que abre las puertas a quienes llegan sin la menor intención de integrarse y convivir. Se conforman con la coexistencia y nuestras ayudas. Nos esperan tiempos revueltos.

  2. El ejemplo es Francia . Un país dentro de otro .En el que un determinado colectivo ya ha anunciado que ellos no van a seguir las leyes de la República Francesa. Sólo van a obedecer a la «sharia» o ley islámica. Hace unos meses tras unas declaraciones del presidente Macron , este fue acusado de islamofobo y numerosos países y líderes islámicos pidieron el bloqueo a productos franceses alegando que Francia era un país represor y atacaba a los musulmanes . Por no hablar del miedo en la sociedad francesa , después de los numerosos atentados o del asesinato y decapitación de profesores de instituto o periodistas . Y no es mi opinión , ni es racismo !! son echos acaecidos en el país vecino …..queremos eso aquí ? Pues por el camino vamos ….

  3. Todo un avance para los derechos de las mujeres. Vitoria convertida en el Molenbeek euskaldun, disfruten de lo votado, ah! y no se olviden de pasar por caja y pagar.

Dejar respuesta