(EFE).- El plan de prevención y lucha contra el fraude fiscal del Ayuntamiento de Vitoria permitió aflorar el año pasado cerca de 4 millones de euros a través de inspecciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), la revisión de otras tasas y mejoras en la gestión.

La concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, ha presentado hoy en rueda de prensa el balance de este plan, que a su juicio ha tenido un impacto «altamente positivo» al mejorar un 32,7 % la estimación del dinero que se preveía detectar.

Así, cuando se presentó el plan el impacto económico calculado era 2.990.850 euros, mientras que el resultado final ha sido de 3.970.140 euros, con una mejora de 979.290 euros.

Buena parte de esta cuantía ha aflorado en las inspecciones que la Hacienda municipal ha desarrollado en las empresas a cuenta del IAE, con 1,5 millones de euros detectados tras enviar en 2016 una comunicación a más de 2.000 empresas locales para que declarasen las modificaciones producidas en esa tributación.

«La información obtenida por este procedimiento permitió poner en marcha una campaña de inspección específica en las empresas que nos ha permitido contrastar los datos aportados, llevar a cabo las correcciones oportunas y emitir las liquidaciones correspondientes», ha aclarado la edil, quien ha precisado que el balance es de «253 expedientes cerrados, otros 114 abiertos y 1.512.783 euros detectados».

Las inspecciones se han centrado, entre otras cuestiones, en comprobar la superficie de la empresa y la potencia contratada, que sirven de indicadores para calcular el recibo del IAE.

Pero el plan contra el fraude fiscal se ha extendido a otros impuestos, «y como consecuencia de la revisión de diferentes tasas, como las licencias de apertura o urbanísticas, paso de vehículos o colocación de andamios, se han recuperado 514.397 euros con 339 actas de inspección», ha señalado Gonzalo.

De forma paralela a las medidas de control, el plan desarrolló otras 33 acciones de cara a hacer más eficaces los procedimientos tributarios y recaudatorios, en las que se incluye la colaboración con otras instituciones, y que han permitido recuperar 1.942.960 euros a través de la mejora de la gestión tributaria y la detección de nuevos hechos impositivos.

Estas mejoras se han centrado en la liquidación de herencias, la gestión del IAE, el cruce de datos entre instituciones, la campaña de recibos devueltos, las deudas de organismos oficiales y el convenio con la Diputación para la ejecución recíproca de derechos de cobro.

Tras estos «buenos resultados», el Ayuntamiento aspira a acometer en 2018 nuevas acciones en materia de prevención y lucha contra el fraude fiscal, «con especial incidencia en todo lo relativo al uso de medios electrónicos para envío de recibos, gestión de tributos y procesos recaudatorios», ha adelantado la concejala de Hacienda. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. EL FRAUDE DE LAS AYUDAS SOCIALES NI SE MIRA ¿NO?
    MIRA EN CEUTA ACABAN DE DESCUBRIR QUE EL 11% DE LA POBLACION NI SIQUIERA VIVIA EN CEURTA PERO COBRABA AYUDAS SOCIALES

Dejar respuesta