Urtaran obligado a anular un acto por el rechazo de toda la oposición

1
entreseccion_noticia

EFE.- El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), se ha visto obligado a desconvocar un acto a favor de la igualdad que había convocado el 7 de marzo, víspera del Día de la Mujer, ante el rechazo que ha suscitado entre todos los grupos de la oposición, que consideran que en esas fechas el protagonismo tienen que tenerlo las mujeres y los movimientos feministas.

La propuesta anulada respondía al llamamiento de Gizonduz, una iniciativa impulsada por el Instituto Vasco de la Mujer para implicar a los hombres en favor de la igualdad, así como de la propia Emakunde, con el fin de que los cargos públicos hombres firmasen una declaración por el Día de la Mujer.

Urtaran sugirió a los grupos municipales hacer un acto público en el Ayuntamiento el día 7 en el que todos los ediles varones firmasen la carta y un representante de cada grupo leyese parte de la misma.

EH Bildu y Podemos han sido los primeros en anunciar este martes su rechazo a este acto, postura que han secundado también el PP e Irabazi.

Los populares han indicado a Efe que no participarán porque consideran que en esas fechas «el protagonismo es de las mujeres».

EH Bildu rechaza también la propuesta porque va «en la dirección contraria a la que propone el movimiento feminista», es improvisada y pretende hacerse la víspera del 8-M «cuando antes no se ha hecho nada de nada», por lo que a su juicio «solo responde a un intento de lavar la cara a Urtaran».

Recuerda además que es un texto de 2008 al que no se han hecho cambios en 11 años, lo que solo puede entenderse «desde la dejadez más absoluta».

«No nos hubiera importado que el alcalde hubiera liderado una iniciativa de ese tipo, fuera de la estela del 8-M, actualizándola y compartiéndola con el resto de hombres de la corporación», pero la propuesta que ha hecho «solo denota afán de protagonismo», cuando «un verdadero gesto» hacia la huelga sería «dar un paso atrás y seguir las instrucciones sobre cómo actuar, facilitando que las mujeres puedan participar en la jornada».

Podemos está de acuerdo con el contenido del manifiesto que propone firmar Gizonduz pero asegura que «hay enormes diferencias ideológicas» entre los grupos municipales en este ámbito, como lo demuestra que PNV, PSE y PP rechazaron sus propuestas de convertir el palacio Zulueta en casa de las mujeres, guardar un minuto de silencio en grandes concentraciones deportivas en repulsa a las agresiones machistas o que el movimiento feminista y los órganos de participación de las mujeres pudieran tomar decisiones vinculantes en el Ayuntamiento.

«Nos negamos a salir en una foto con quienes creen que la igualdad y la lucha feminista es cuestión de una fecha y una declaración institucional», señala Podemos.

El concejal de Irabazi, Oscar Fernández, no quiere tampoco firmar ese documento «a las puertas del 8 de marzo» porque cree que los hombres tienen que dar «un paso atrás y no invisibilizar la lucha feminista. ¡Menos postureo y más acciones políticas en pro de la igualdad!», ha señalado.

A la vista de esta situación, fuentes de la Alcaldía de Vitoria han anunciado que se retira la propuesta «para evitar polémicas artificiales que flaco favor hacen a la reivindicación real y al compromiso» en favor de la igualdad y contra la violencia machista.

Han explicado que la propuesta de Urtaran era recoger el compromiso de los concejales en «una fecha distinta al 8-M precisamente para no ocupar el espacio que ese día corresponde a las mujeres, solo a ellas», pero vista la reacción de los grupos, han preferido desconvocar el acto. EFE

Compartir

1 Comentario

  1. MENOS PROPAGANDA ANTE LAS PROXIMAS ELECCIONES Y MAS HABER HECHO LOS DEBERES DURANTE ESTOS CUATRO AÑOS, QUE PENA COMO DEJAS LA CIUDAD

Dejar respuesta