cuidadoras mayor dependencia pensión

La Diputación Foral de Álava ha informado que diez residentes de la vivienda comunitaria privada Agure Arkaiate de Vitoria para mayores han dado positivo en covid-19 y han sido trasladados al centro sociosanitario Zadorra, donde estarán atendidos hasta que superen la enfermedad.

Otras dos personas de estas viviendas están hospitalizadas. Tan solo dos siguen residiendo en el centro. Y parece ser que podrían realizarles pruebas en las próximas horas.

Tardanza de Diputación en informar

Familiares de mayores de esta residencia, en declaraciones a Norte Exprés, se han preguntado por el motivo de la tardanza de la Diputación Foral en informar de los casos de este centro, ya que ellos conocen el primer positivo desde la semana pasada.

Trabajadores

Además, están tratando de averiguar cual es la situación de los trabajadores. Si tienen condiciones para trabajar, si se les hace la prueba PCR en tiempo y forma…

Estaría bien que Diputación comenzara a aclarar estos aspectos qu preocupan y mucho a los familiares.

14 fallecidos ya

Una persona usuaria de una residencia de Álava ha fallecido con covid-19 en las últimas horas, con lo que son 14 las personas de estos centros que han muerto durante la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

Según datos facilitados por la Diputación alavesa, el fallecido era usuario de la residencia privada Orobide del municipio de Zuia y murió en el hospital.

Hasta la fecha, hay 62 casos activos en las residencias del territorio y 78 personas se han recuperado de la enfermedad durante la segunda etapa de la pandemia.

Además, hay 41 trabajadores de baja por la covid-19, incluidas personas positivas y aquellas en cuarentena por ser contacto directo.

Las víctimas de la covid y pensiones centran el Día de los Mayores en Vitoria

Las víctimas de la covid-19 y el mantenimiento de las pensiones públicas han centrado este jueves en Vitoria los diferentes actos convocados con motivo del Día de las Personas Mayores.

Frente al Parlamento Vasco, UGT y CCOO han celebrado una concentración tras una pancarta en la que se leía «Defender las pensiones es cosa de todos» y representantes de ambos sindicatos han entregado a los grupos de la Cámara un escrito en el que, entre otras cosas, solicitan la aprobación de una ley integral de los derechos de las personas mayores.

Esta ley debería garantizar los derechos de las personas mayores, su visibilidad y participación activa en todos los ámbitos de la vida pública y una protección en los ámbitos de la salud, la vivienda, la economía, la cultura y el ocio, entre otros.

En el documento las dos centrales urgen un acuerdo en el Pacto de Toledo para que se pongan en marcha las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y que se recupere el índice de revalorización de las mismas.

La secretaria general de CCOO de Euskadi, Loli García, ha dicho que este 1 de octubre debe ser un día de movilización porque, «por desgracia», entre el colectivo de personas mayores, «que ya venían sufriendo una serie de recortes en pensiones y atención a la dependencia, la crisis sanitaria ha puesto en evidencia que es uno de los más débiles» en la sociedad.

García ha añadido que el sistema público de pensiones debe reformarse para «reforzarse» y que ninguna persona se quede sin cobertura, y ha recordado que en Euskadi hay un «trabajo importante que hacer» con la mejora de la RGI, «para que donde el sistema público de pensiones no llegue, esta prestación cubra las necesidades del conjunto de la sociedad y particularmente de las personas mayores».

La secretaria de Acción Sindical e Institucional de UGT-Euskaid, Maribel Ballesteros, ha añadido que el 1 de octubre de este año «no es un día de celebración» sino que hay que recordar y lamentar las más de 1.800 personas mayores que han fallecido por la covid-19 en Euskadi y las más de 20.000 que han fallecido en el Estado.

Ballesteros ha lamentado que con esta pandemia los mayores están teniendo que «pagar unas consecuencias que no se merecen» y no pueden ser los «paganos en unos recortes en sanidad, en pensiones, en su vida y su salud».

En la plaza del Arca, el concejal de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia del Ayuntamiento de Vitoria, Jon Armentia, ha participado en un acto junto con personas que representaban a los usuarios de los centros socioculturales municipales de mayores.

Armentia ha recordado a las víctimas de la pandemia, muy especialmente a los mayores, y ha puesto en valor el trabajo de sus cuidadores y del personal sanitario y otros profesionales que se están viendo afectados por la covid-19.

Ha dicho que con motivo de esta conmemoración se debe aprovechar para «desterrar la idea de que el envejecimiento es un problema» y tras recordar que todas las personas aspiran a envejecer «con todos los derechos y garantías de bienestar», ha concluido que la sociedad tiene en «deber de lograrlo y de hacer lo efectivo». EFE

Información miércoles: Fallece en el hospital un usuario de una residencia alavesa

Una persona usuaria de la residencia privada alavesa Colisée Miñano que sufría múltiples patologías ha fallecido con covid-19 en el hospital, según ha informado la Diputación de este territorio en un comunicado.

Con esta muerte son ya 13 los residentes en estos centros que han muerto en Álava con covid-19 en la segunda ola de la pandemia.

Además, la institución ha comunicado que en las última horas se han registrado 9 casos positivos más en la residencia privada Orobide (Zuia), en la que ayer hubo también 9 contagios.

Información martes: Residencias: No registran muertes desde el viernes y hay 10 positivos más

Las residencias para personas mayores de Álava no han registrado nuevos fallecimientos desde que se informó la última muerte el pasado viernes, por lo que el número total de decesos en la segunda ola de la pandemia es de 12, mientras que en las últimas horas se han notificado otros 10 casos positivos en covid-19.

Según han confirmado fuentes de la Diputación, en la actualidad los positivos de usuarios de estos centros ascienden a 43 y 78 residentes se han recuperado de la enfermedad durante la segunda etapa de la pandemia.

De los 10 positivos recientes, 9 se han detectado en la residencia privada Orobide de Zuia y 1 en la de Nuestra Señora de Ocón, en Bernedo.

Además hay 41 trabajadores de baja por la covid-19, incluidas personas positivas y aquellas en cuarentena por ser contacto directo, según el balance actualizado este martes por la entidad foral. EFE


Compartir

4 Comentarios

Dejar respuesta