suciedad limpieza pueblos
foto ajena a la información

Seguimos dando voz al ciudadano. En este caso con una anécdota cívica publicada en el Buzón Municipal. Una ciudadana que sale con bolsas de basura para ayudar en la limpieza de Vitoria. Todo un ejemplo ante la conocida inacción del Ayuntamiento con esta problemática.

CARTA:

«Que pena, con la pandemia se celebran fiestas ilegales en el anillo verde, tod@s lo sabemos y parece que lo escondemos. Lo triste es que por las mañanas, el parque está lleno de restos de basura, latas, plásticos y demás miserias de la gente asquerosa que prefiere disfrutar sin cuidar su entorno.

Zona del parque de perros, con una papelera. Hay una zona de bancos que día sí y día también está llena de restos festivos. La parte de la arboleda (debido al viento) está llena de restos que nadie limpia.

La papelera suele estar hasta los topes por dentro y con algunos restos por fuera, en la misma zona, al lado del rio, dónde también se hacen fiestas, se iniciaron unas obras (aun sin terminar, supongo que por la climatología) pero está llena de residuos, así cómo el camino al lado del rio por el que accedes, botellas de cristal, botes de todo tipo, bolsas de chuches, etc.

Recogida ciudadana

De vez en cuando, alguien recoge, yo misma lo último que he sacado fueron 3 botellas de cristal de diferentes marcas y 2 bolsas de basura

¡Increíble! ¿Nadie va a cortar esto? Porque llega la primavera y si en invierno ya es una pasada, no quiero ni pensar lo que nos viene por delante.

Yo hace tiempo que salgo con bolsas de basura a pasear… Ojalá llegue el día en que me vuelva a casa con la misma bolsa, vacía».

No es la primera vez que los ciudadanos hacen el trabajo sucio que correspondería al Ayuntamiento de Vitoria.

El propio Consistorio reconoce que «el servicio de limpieza del Anillo Verde cuenta únicamente con dos personas que trabajan de lunes a viernes. Hasta hace un año este servicio se consideraba suficiente para mantener limpios los parques, sin embargo, con las restricciones aplicadas a consecuencia de la pandemia se registró un aumento muy considerable en la afluencia de público y una nueva problemática asociada a los botellones nocturnos. Esto llevó a que el año pasado se reforzase el servicio de limpieza con otras dos personas para los fines de semana durante la época de buen tiempo y se colocasen contenedores grandes de basura junto a los accesos principales. Este años está previsto hacer lo mismo, al menos mientras continúen las restricciones de movilidad».

Vitoria: Un niño limpia con sus manos el parking ¡FOTOS y 4 frases épicas!

 


Compartir

2 Comentarios

  1. Una autentica ecologista, de las de verdad, no esos y esas que se visten de Trango, The North Face y Quechua para «subir» a la cuesta, que parece que mas que a tomar zuritos van al Himalaya, eso sí, lo mas cerca que han estado de un monte, son las ferias del ganado, en las que pagan 8€ por un talo de panceta y una sidra en vaso de plástico.
    Todos esos se que se autodenominan verdes, lo que tenían que hacer, es todos los fines de semana, darse una vuelta por los lechos de los ríos y arroyos a llenar unas cuantas bolsas de basura, y ya le darían buen uso a sus caras vestimentas fabricadas por niños en Bangladés. Y de paso se ganarían el derecho a disfrutar de verdad, de un buen talo con sidra.
    Mis respetos a esta buena señora.

Dejar respuesta