parking buesa arena
Vitoria: Un niño limpia con sus manos el parking ¡FOTOS y 4 frases épicas!

Hemos presenciado hoy una de esas secuencias que merecen la pena.Un niño de 9 años se ha dedicado a recoger restos de basura a lo largo del parking del Buesa Arena en Vitoria.

Ha recogido envoltorios de comida (restos de «cenas» juveniles), servilletas de papel, botellas de plástico…

Y es que a ese parking acuden vitorianos a cenar , beber y escuchar músicas muchas noches. Entre otras cosas.

Al ver al niño en plena faena, nos hemos acercado a él, que junto a su padre, nos ha explicado su labor con varias frases épicas. El padre le insistía en marcharse, pero el niño ha continuado con su cometido.

Frases que resumen perfectamente la situación de suciedad en nuestra ciudad:

1.- «No hay más que cerdos». En alusión al incivismo de algunos ciudadanos.

2.- «¿Y los limpiadores tampoco vienen?». En referencia a la escasa diligencia del servicio de recogida de Vitoria.

Pero, con diferencia, lo que más le sorprendía era el hecho de que las papeleras estuvieran a pocos metros de la basura tirada al suelo: 3.- ¿Lo hacen adrede? 

Para terminar: 4.- Así se cargan el medio ambiente y el mundo.

Ha sido impactante.

Uno de esos niños anónimos que dan lecciones por su civismo en mayúsculas y al que no le ha importado mancharse las manos para contribuir.

 

 



10 Comentarios

  1. Creo que está actitud merece un reconocimiento y este niño ser recompensado por parte del Ayuntamiento, Baskonia…

    Y vigilancia para que a los cerdos les salga caro.ensuciar.

  2. Es vergonzoso que esta labor la tenga que hacer un niño de 9 años y su padre. Por favor, que al menos lleve GUANTES.
    Mal por los que tiran todo al suelo, y mal por el Ayuntamiento y su servicio de limpieza.

  3. Si se licita un servicio de limpieza con dinero público es obligación de los funcionarios y políticos, que cobran por administrarlo, vigilar que el servicio se realice adecuadamente.
    Es vergonzoso que tenga que venir un niño de 9 años a decirles a la cara, con su ejemplo, a políticos, funcionarios y empresa adjudicataria, que no hacen adecuadamente la labor por la que nos están cobrando impuestos.

  4. Hace muchos años los cerdos estaban en el patio de la casa de la dehesa en Olarizu. Ahora están sueltos por toda la ciudad, incluídos en el propio ayuntamiento por lo mal que gestionan el servicio de limpieza.

    Mis felicitaciones a ese niño.

Dejar respuesta