Los frontones Beti-Jai abrirán en una semana sus puertas con mejoras sustantivas en accesibilidad, seguridad y aforo, tras el proyecto de obras ejecutado en el último año y en las que el Ayuntamiento ha invertido más de 1 millón de euros.

“Ahora Vitoria-Gasteiz tiene un edificio más seguro, más accesible y con más capacidad y aforos para que cualquier persona podamos disfrutar de nuestro deporte, la pelota”, ha remarcado el alcalde en la visita.

A falta de últimos remates que garanticen la organización de grandes eventos en una situación de normalidad sanitaria, las instalaciones abrirán ya sus puertas la semana que viene a los entrenamientos de la federación de Ajedrez,  de las entidades que practican alguna disciplina de Pelota (Clubes, Federación y Asociaciones de Madres y Padres) y Squash. Además, se retoman en estas instalaciones los cursos municipales que están en marcha desde octubre, pero en otras instalaciones. También desde el lunes 9 de noviembre se podrán hacer reservas directas por parte de personas usuarias. También abrirá la cafetería de Egibide, siempre respetando las directrices en cuanto a aforo y medidas sanitarias.

Los frontones Beti-Jai están integrados en un edificio de los años ochenta, con una superficie construida de 12.700 metros cuadrados y que, entre otras citas destacadas, acogió el mundial de pelota celebrado en 1986.  Además, desde el año 1990 sustenta la escuela de hostelería Egibide que da servicio al restaurante.

Sobre el edificio han ido realizándose algunas actuaciones a lo largo de los años, pero como consecuencia de las sucesivas actualizaciones normativas, el Gobierno Vasco transmitió al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz la necesidad de mejorar algunos aspectos referidos principalmente a las condiciones de evacuación del mismo y a la sectorización respecto a la escuela de  hostelería.

 

El Ayuntamiento ha invertido en estas intervenciones 1.158.958,36 euros.

Las intervenciones han supuesto una mejora significativa en las condiciones de seguridad del edificio concretadas en:

  • Compartimentación del edificio (un sector)
    • en seis sectores de incendios.
    • más de 50 nuevas puertas resistentes al fuego
    • compuertas y sellados de sectorización de los pasos instalaciones
  • Incorporación de nuevos elementos:
    • 4 nuevas escaleras
    • 2 nuevas rampas
    • compartimentación de 2 escaleras existentes
    • nueva pasarela en planta primera
  • Mejora de las instalaciones de incendios:
    • detección
    • bocas de Incendio Equipadas
    • exutorios para el control de la temperatura y evacuación de humos
    • megafonía y evacuación por voz

Se ha mejorado la evacuación del edificio, permitiendo la evacuación horizontal -completamente adaptada a la diversidad funcional en todas sus plantas y entre diferentes sectores-. Además se han incorporando alternativas de evacuación vertical, tanto ascendente como descendente, logrando disponer de varias opciones en diferentes niveles y evitando las anteriores confluencias en una única planta.

Como resultado de las intervenciones además se han incrementado los aforos, de unas 2.000 personas a las casi  3.000 actuales.


Compartir

Dejar respuesta