Una mujer de 39 años fue detenida ayer por agredir a un agente, tras el incidente que protagonizó en un establecimiento hostelero  de la calle Badaia.

Una llamada al 092, minutos antes de las 10.30 horas, solicitaba la presencia policial, ya que una mujer ebria estaba molestando a los clientes en un bar. Las patrullas que llegaron al lugar trataron de calmar a la mujer, que se encontraba muy excitada, y le invitaron a que abandonara el lugar. Además de no deponer su actitud, comenzó a insultar a los agentes y agredió a uno de ellos, por lo que finalmente fue detenida y en la mañana de hoy, miércoles, ha sido puesta a disposición judicial, como presunta autora de un delito de agresión a agentes.



Dejar respuesta