Censuran

La Guardia Civil ha intervenido en el almacén de paquetería de Correos situado en el polígono de Júndiz, en Vitoria, un envío postal que contenía una granada que aparentemente carecía de los componentes necesarios para que pudiera estallar.

Este hallazgo se ha producido este mes, después de que el grupo de intervención de armas y explosivos de este cuerpo en Álava fuera alertado de la existencia de un envío postal en cuyo interior se observó la presencia de un objeto que podía tratarse de un proyectil de gran calibre.

Según ha informado este miércoles la Guardia Civil, agentes de la Benemérita acudieron el centro logístico y comprobaron que ese objeto podía tratarse de «una granada de instrucción contracarro modelo instalaza M-66», es decir, un artefacto «carente, aparentemente, de los elementos y componentes necesarios para poder estallar».

El artefacto fue intervenido y depositado en dependencias del grupo de desactivación de explosivos de la comandancia de la Guardia Civil de Bizkaia, que se ha encargado de hacer un estudio detallado del mismo.

La adquisición, tenencia y uso por particulares de una granada conlleva una infracción administrativa en los casos en el que no supongan un delito, ha recordado la Guardia Civil. EFE



Dejar respuesta