foto ajena a la informacion

El comité de empresa de Avanza Movilidad Gipuzkoa ha denunciado este viernes una agresión sufrida por un conductor de esta compañía que fue insultado, amenazado e intimidado con una navaja por un usuario que le recriminó un retraso mientras cubría la línea Eibar-Vitoria.

Una treintena de compañeros del afectado se han concentrado en San Sebastián ante la Diputación de Gipuzkoa para denunciar estos hechos, que según ha explicado José Manuel López, presidente del comité de empresa, se repiten por segunda vez, ya que recientemente otro chófer fue víctima de un suceso similar en Bizkaia.

López ha explicado que la agresión ocurrida en Gipuzkoa tuvo lugar la semana pasada, cuando el conductor afectado llegó a la parada de Bergara, donde subió al autobús un hombre que le reprochó que llegara con retraso, afirmación que fue negada por el chófer, tras lo que el viajero «se puso agresivo» y amenazó al trabajador con matarle y «meterle dos hostias».

Seguidamente pegó un puñetazo a la mampara protectora con tal intensidad que «dobló» el anclaje metálico, volvió a amenazar al chófer con matarle a él y a toda su familia y esgrimió una navaja, al tiempo que, según ha explicado López, le decía que el arma llevaba «su nombre».

Ante esta situación, el conductor alertó de lo sucedido a la Ertzaintza y a la empresa y, mientras el usuario continuaba en el autobús, esperó a la llegada de la Policía que se hizo cargo del caso.

«Llevamos tiempo pidiendo a la empresa Avanza y a la Diputación que tomen medidas» ante estos hechos, ha explicado José Manuel López que ha reclamado la adopción de «medidas» ante este tipo de agresiones, así como ante la covid-19 que, como ha explicado, hacen que los chóferes tengan que «aguantar los desprecios e insultos» de algunos viajeros.

Ha recordado, en este sentido, que a finales del año pasado los trabajadores pidieron una reunión a la Diputación para tratar este asunto y, aunque la institución foral les respondió por escrito, «a día de hoy» aún no les ha recibido y «no ha adoptado ninguna decisión».

El presidente del comité de empresa ha aclarado que las demandas de los conductores pasan por la creación de «un protocolo de actuación» para responder ante estas situaciones en las que se sienten «indefensos».

«¿Quién nos defiende en el día a día? Basta que -el agresor- entre otra vez -en un autobús- y puede provocar otro altercado tranquilamente», ha explicado López.

«Pedimos simplemente un protocolo para saber qué hacer y hasta dónde podemos llegar. Algo que esté regulado y que haga que los conductores se sientan defendidos ante las agresiones», ha concluido. EFE


Compartir

1 Comentario

  1. ¿Y qué va a hacer el conductor del bus más que llamar a la Ertzaina? y, además, rápido, antes de que se caliente demasiado el usuario navajero ¿Cabina blindada? ¿Conductor armado?
    Estas actitudes violentas son consecuencia de lo que se ve todos los días en la televisión y que suceden casi a diario en otros países, aunque animalitos de este calibre también los paren por aquí. Castigo ejemplar y vigilancia de estos tipos, poco más se puede hacer.

Dejar respuesta