Tubacex entra en la senda de los beneficios

Tubacex ha acabado el primer semestre de este año con unas pérdidas de 23,3 millones y una bajada en la ventas del 43,3 %, debido al descenso de la demanda y a la caída en la cartera de pedidos de esta compañía que ha llevado a cabo un ERE en sus plantas alavesas considerado nulo por los tribunales.

La empresa ha presentado este martes sus cifras de negocio correspondientes al periodo comprendido entre enero y junio de 2021, marcados por la bajada de la actividad en sus principales sectores de venta.

Así, las ventas han sido de 160 millones de euros frente a los 282 del primer semestre del pasado año, lo que supone un descenso del 43,3 %, y el resultado bruto de explotación (etbida) se situó en 0,3 millones de euros.

La compañía mantiene 190 millones en caja y una posición de liquidez de 220 millones. La deuda financiera neta es de 338,5 millones de euros.

Tubacex señala en una nota que la baja cartera de pedidos que el grupo sufrió tras un 2020 de captación muy baja ha provocado bajos niveles de actividad en todas las unidades, con especial incidencia en las plantas alavesas, en las que la dirección planteó un ERE que afectó a 129 trabajadores y que fue declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que ordenó su readmisión.

La empresa planteó readmitirlos paulatinamente pero el comité considera insuficiente su oferta y mantiene la huelga indefinida en las plantas de las localidades alavesas de Amurrio y Llodio.

La compañía enmarca este ERE en el proceso de restructuración puesto en marcha en sus principales unidades de negocio para preparar la organización y hacer frente a los retos que enfrenta en un contexto de mercado dominado por la transición energética.

El consejero delegado del grupo, Jesús Esmorís, considera que «ante una crisis del sector de «oil&gas» agravada por la pandemia mundial y la aceleración de los objetivos de descarbonización de la economía, Tubacex ha hecho sus deberes con una reducción estructural en sus costes y trabaja en un posicionamiento estratégico que permita adaptarse a la nueva realidad”.

«Hemos avanzado en la mejora de nuestro posicionamiento como una compañía proveedora de soluciones en el sector energético, dejando atrás el foco en el volumen y poniendo el énfasis en el valor añadido», concluye Esmorís. EFE



1 Comentario

  1. Tanto va el cantaro a la fuente, que al final, se rompe.
    Tubacex ha perdido 23,3 millones de euros en los seis primeros meses de 2021. Y eso, ahorrandose los salarios de los huelgistas. Pero claro, sus ventas se han reducido casi a la mitad, lógico que tengan pérdidas.
    Los sindicatos y trabajadores de esta empresa deberían pensar bien lo que hacen, no vaya a ser que al final la empresa acabe cerrando y los trabajadores en el paro.

Dejar respuesta