La Rioja pide equipamiento de UCI a País Vasco ante previsión de más ingresos

Primero fue La Rioja quien solicitó ayuda sanitaria a Euskadi. Y se cumplimentó en dos fases. Primero se enviaron respiradores y unos días más tarde hubo más envíos.

Ahora, la Consejería de Sanidad de Castilla y León anuncia que mantiene conversaciones con los responsables sanitarios con Euskadi. También con las comunidades limítrofes de Cantabria y Madrid para saber si, en una situación de extrema necesidad, pueden acoger pacientes de esta Comunidad.

Tienen una «tensión extrema» en sus ucis por la covid, aunque espera no colapsar, ya que sus catorce hospitales funcionan en red y tienen «un margen de maniobra importante», pero como último recurso, podrían plantearse traslados a otras comunidades.

Las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales de Castilla y León siguen tensionadas y al límite de su capacidad al aumentar diariamente el número de personas ingresadas por la covid, hasta alcanzar este miércoles los 322 pacientes por esta dolencia y elevarse a los 440 junto a otras, lo que deja estas unidades en una preocupante ocupación del 79 por ciento.

Desde Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha señalado que su comunidad «echará una mano» en función de su capacidad y disponibilidad, ya que la presión hospitalaria que soportan no es alta.

Mientras tanto, Euskadi lleva con discreción las conversaciones aunque se espera que mantenga criterios de solidaridad si es posible.

La mejor noticia tras esta petición son los últimos datos: La disminución de los contagios de covid que experimenta Castilla y León desde hace algunas jornadas sigue siendo lenta este miércoles, cuando la incidencia acumulada en las dos últimas semanas ha bajado a 1.241 casos por cada 100.000 habitantes, el 4,2% menos que el día anterior; mientras que el mismo indicador con la última semana de referencia está en 511 casos (-7,8% respecto a ayer).

 


Compartir

1 Comentario

  1. Pues tendrán que ponerse a la cola porque estos «inteligentes» iresponsables públicos que tenemos deciden unilateralmente que nos sobra el dinero y los medios materiales y prefieren enviarlos a miles de kilómetros.

Dejar respuesta