La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha suspendido este martes la vista por la demanda contra el ERE de Aernnova en la planta de Aeroestructuras Álava en Berantevilla, por haber dado positivo en covid uno de los abogados.

La Sala de lo Social ha decidido suspender la vista que previsiblemente se celebrará el 13 de abril, el mismo día en que se había programado por la otra demanda presentada por el comité de empresa, liderada por el sindicato LAB.

El primer procedimiento, promovido por ELA, se refería al expediente que afectaba a la planta alavesa y la demanda promovida por el comité de empresa se dirigía contra todo el grupo empresarial, por el anuncio de un ERE que afectaría al 20 % de la plantilla total.

Los trabajadores de Aernnova se han concentrado ante el Palacio de Justicia, junto a trabajadores de otras empresas empresas afectadas por la crisis como los de Tubacex y PCB.

El comité de empresa de Aernova acudió a los tribunales para defender el empleo en la planta alavesa después de haber solicitado a las administraciones que pararan la decisión de la dirección de dejar en la calle a 82 personas, 55 de ellas de manera forzosa y se haya negado a negociar fórmulas alternativas a los despidos.

El delegado de LAB Aitor Bezares ha confiado en que los tribunales atiendan las reclamaciones de los trabajadores y paralicen el ERE, dado que ya se han emitido resoluciones judiciales respecto a otras empresas que han impugnado la suspensión de los contratos de los trabajadores al entender que vulneran la prohibición de despedir por causas ligadas a la covid-19 como factor coyuntural, que se recoge entre las medidas aprobadas por el Gobierno para paliar las consecuencias de la pandemia y proteger el empleo.

“Tenemos que tener esperanza, no nos queda otra”, ha sentenciado Bezares, quién ha recordado que Aernnova se ha visto afectada por la crisis de todo el sector derivada del parón de su actividad por las restricciones por la pandemia.

Sin embargo, la dirección del grupo defiende la validez del expediente argumentando que detrás hay causas estructurales ya que la actividad de la planta ha caído y el ERE es imprescindible para asegurar su viabilidad dado que prevé que la actividad del grupo no se recuperará a corto plazo. EFE


Compartir

Dejar respuesta